El director General de Comercio insiste en Biescas en trabajar unidos ante la crisis

El restaurante del Camping Gavín era el escenario de la segunda edición de la cena anual de los asociados de Biescas Empresarial, a la que asistieron setenta empresarios y el director General de Comercio del Gobierno de Aragón, Juan Carlos Trillo, cuyas primeras palabras fueron reconocer la actual situación económica, por lo que, afirmaba, es “ineludible el tener que hablar de crisis", ofreciendo datos económicos y las acciones que desde el Gobierno de Aragón se están realizando para ayudar al sector empresarial a sobrellevarla de la mejor manera posible, por lo que es necesario el trabajar unidos desde los diversos sectores.

Por lo que uno de los pasos importantes son las asociaciones como es el caso en la forma de actuar de los empresarios de Biescas y de su asociación, valorando de manera muy satisfactoria la unidad existente en la entidad y las acciones que realizan.

Por su parte el presidente de los empresarios biesquenses, Sergio Colombo, en la misma línea insistió en la unidad de voluntades entre instituciones, empresarios y trabajadores y desde la propia asociación si es necesario se “pondrán el mono de trabajo y estar a pie de obra”.

El alcalde, Luis Estaún, recordó que desde 2006 se esta colaborando entre Biescas Empresarial, en diferentes iniciativas promovidas por la misma, en una línea de trabajo desde el Ayuntamiento de revitalizar el sector comercial y de servicios de la localidad, con la aplicación de diversos planes.

En esta segunda edición de la fiesta de confraternización de los empresarios pelaires, se entregaron los premios por votación popular, el de mejor trayectoria empresarial al Bar Estacho, premio al joven empresario/emprendedor, Cafetería Elema, mejor imagen del punto de venta, Deccochento interiorismo, y mejor proyección exterior de Biescas, al Hotel Tierra de Biescas.

Como ya indicó en su día esta redacción en esta ocasión desde sus promotores se quiso llevar a cabo un homenaje a Salvador Escartín, empresario de la localidad, jubilado el pasado año, con una trayectoria empresarial de treinta años a sus espaldas con “un gran espíritu luchador y de trabajo”.