Más de 1.500 jóvenes oscenses conocen las consecuencias de una conducción irresponsable

El Palacio de Congresos de Huesca acogía durante la mañana del martes un espectáculo vial en el que participaban más de 1.500 estudiantes. El Road Show consiste en una representación multimedia en la que se combina sonidos envolventes e imágenes impactantes con los testimonios de aquellos profesionales que intervienen en un accidente de tráfico y de las propias víctimas que cuentan su experiencia y de qué modo les ha cambiado la vida.

El objetivo no es otro que sensibilizar a los jóvenes y concienciarles de la importancia de conducir de forma segura y responsable, al mismo tiempo que conocen las consecuencias que se derivan de las imprudencias al volante, a través del testimonio de personas que han sufrido un accidente.

Es el caso de Francisco Ureta, delegado en Aragón de la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal, quien destacaba la importancia de este tipo de iniciativas y en qué medida está calando el mensaje entre los jóvenes.

Un policía local, un bombero, un médico del 061 y una médico del área de Lesionados de Médula Espinal del Hospital Miguel Servet de Zaragoza participaban, junto a Franciso Ureta, en esta iniciativa, en la que tenían la oportunidad de dar a conocer, no sólo la labor que cada uno desempeña, sino también los sentimientos que afloran en situaciones complicadas como las que se viven en un accidente de tráfico.

Trasladar a los estudiantes los peligros de la conducción, al mismo tiempo que desmitificar el trabajo de los profesionales que intervienen en un accidente de tráfico son los objetivos que se persiguen a través de esta campaña de seguridad vial. Está promovida por la Asociación TRAFPOL, formada por Mandos de Policía especialistas en tráfico.

Comentarios