Nolasco sigue teniendo los pies en suelo, a pesar del liderato del BM Huesca

El entrenador del BM Huesca se ha ido de vacaciones con la tranquilidad que da ver al equipo en lo más alto de la clasificación de la División de Plata. El objetivo de luchar por el ascenso está más cerca, aunque Nolasco quiere seguir siendo prudente y espera que el equipo siga fortaleciéndose y compitiendo al nivel que lo ha hecho hasta ahora. A partir del 4 de enero vuelta a los entrenamientos con un único pensamiento de mantener este sueño e ilusión que ha generado el BM Huesca entre los socios y aficionados.

Nolasco señalaba en el análisis que realizaba en el programa Línea Deportiva en Huesca Televisión que “vamos cumpliendo objetivos, las cosas están saliendo y hay que pensar que era muy complicado. Teníamos nueve incorporaciones, yo nuevo, ciudad nueva para muchos, y el hacer lo que estamos haciendo en estos momentos yo creo que tenemos que estar muy contentos”.

Sobre si esperaba que las cosas salieran tan bien desde el principio, el técnico indicaba que “era una de las claves que empezáramos hacer cosas y empezaran a salir bien y las pequeñas y las grandes dudas que pudieran surgir se disipan rápidamente. Lo que está claro que nuestro objetivo tiene que seguir creciendo y fortalecernos en nuestro juego y en la personalidad como grupo y como forma de jugar y yo creo que eso lo estamos haciendo, independientemente de clasificaciones”.

Eso sí, José Francisco Nolasco era claro al señalar que “yo creo que ahora lo más importante es tener los pies en el suelo, seguir trabajando con humildad, siendo conscientes de que esto es deporte, que en cualquier momento puede dar la vuelta y que tenemos que estar preparados por si pasa eso”.

Una de las claves, para el técnico está en “el que el vestuario este unido y haya un grupo unido y por supuesto que todos vayan a una, independientemente de objetivos personales. Lo que buscas es que haya un objetivo común y por ahora lo hemos conseguido”. Lo menos le ha gustado ha sido “los puntos que hemos dejado escapar, por así decirlo, porque han sido más bien errores, sin desmerecer a los rivales. Gran parte de culpa la hemos tenido nosotros en esas derrotas y eso quizás ha sido lo que menos me ha gustado, pero es una liga muy complicada y alguna vez tenía que pasar algo así”.

El entrenador del Obearagón Huesca no quiere que nadie se obsesione con la clasificación y seguir trabajando y es partidario de “cuando falten siete jornadas empezar a mirar la clasificación y empezar a ver que es lo que más nos puede interesar, jugar y seguir creciendo”.

De cara a la vuelta, el mensaje a los jugadores es que “no vengan con demasiados kilos y que disfruten. Les hemos mandado un trabajo para que el día 4 cuando regresemos estén preparados para otra vez meternos de lleno en los entrenamientos y la competición”. De momento el BM Huesca se ha tomado un merecido descanso y disfruta como líder y con el sueño del ascenso a la ASOBAL, un poco más cerca.

Comentarios