Monzón pendiente de sus proyectos en polígonos industriales

El ayuntamiento de Monzón confía en sus polígonos industriales como la mejor fórmula para estar preparados para cuando acabe la crisis. Así en el 2010 se llevaban a cabo fuertes inversiones en La Armentera, se consolidaba el proyecto del nuevo polígono de La Corzana y se seguía trabajando en la ampliación de Paúles.

El Plan de Reindustrialización ayudaba a la urbanización del Polígono de la Armentera, que solucionaba el tema de las aguas pluviales y fecales y le permitía el empezar a pensar en la depuradora, con la que se solucionará un grave problema, que tenía el área, ya que se vertía en el río Cinca. Además, se conseguía gracias a un convenio con la DGA la construcción de una subestación eléctrica que se aseguraba el suministro eléctrico tanto para las empresas que están como las que vendrán, por ejemplo, Metalogenia. Ahora se quiere acometer la instalación perimetral de la media tensión para que se puedan ir conectando las empresas. Las más de 400 hectáreas, junto a empresas solventes como Vicente Canales o el Grupo SAMCA, hacen que ‘ La Armentera’, se convierta en la joya de la corona del desarrollo industrial en Monzón.

Por otra parte, a mediados de año Promociones, S.L. entregaba al Ayuntamiento el Plan Parcial del polígono industrial “La Corzana”. El 23 de diciembre de 2009, la Corporación aprobaba definitivamente la modificación puntual nº 2 del PGOU (partida “La Corzana”, en el cruce de la carretera de Fonz y la autovía Lérida-Huesca) que convertía 97 hectáreas de Suelo No Urbanizable Genérico en Suelo Industrial Urbanizable Delimitado, condición previa para desarrollar la propuesta de la iniciativa privada.

En el convenio urbanístico que dio paso a la modificación, el Ayuntamiento y las sociedades se comprometen explícitamente “a la especial protección del arbolado existente”, es decir, el Pinar de Salas. De hecho, la promotora cede 46 hectáreas al Ayuntamiento -las que se corresponden con la masa arbórea y tienen la calificación de sistema general- para su uso como parque periurbano (espacio libre de dominio público). Otras 46 son para el polígono reservado a pymes y 5 corresponden a una cañada real.

El tercer eje de la industria en Monzón es el Polígono Paúles, pendiente de una ampliación, que la crisis ha ralentizado.

Comentarios