La música centra el protagonismo cultural en 2010 en el Altoaragón y despide a Labordeta

José Antonio Labordeta, Medalla Aragón, sept 10

Un año más los festivales se han convertido en la principal cita cultural de la provincia: Pirineos Sur, Periferias, Festival “Vino del Somontano”, Monegros Desert Festival, “Camino de Santiago” o “Castillo de Aínsa” han copado el protagonismo. Dentro de los nombres propios: David Bisbal, Bustamante, Joaquín Sabina, Fito Paez o Maldita Nerea han pasado por los escenarios de nuestra provincia. El Festival de Cine cambia de director, coge las riendas Orencio Boix. Y la música aragonesa perdió a uno de sus buques insignia con la muerte de José Antonio Labordeta.

La provincia de Huesca, sobre todo en la época estival, se convierte en punto de referencia para muchos aficionados a la música debido a los numerosos festivales que celebran. Tan solo con los de Pirineos Sur y Monegros Desert la cifra supera las 70.000 personas (incluyendo actividades gratuitas de pago).

Dentro del capitulo cultural mención a parte merecen las infraestructuras, algo en lo que la DPH está trabajando de forma intensa en los últimos años.

En Huesca capital destaca el Centro de Espacio Joven en que el consitorio oscense está trabajando para apoyar a jóvenes creadores, tanto en el sector musical como en el teatral.

Los Delincuentes, Antono Orozco, Macaco, Los Secretos, Loquillo, Joaquín Sabina, David Bisbal, Bustamante, El Barrio o el Sueño de Morfeo fueron los artistas de primer nivel que pasaron por la provincia.

Mención especial merece en este 2010 dos agrupaciones musicales que han cumplido aniversario. Ensemble XXI de Monzón que ha celebrado su 10º aniversario, y la Banda de Música de Huesca que ha cumplido sus primeros 25 años de historia.

El festival de Teatro y Danza volvió a cerrar con sabor dulce esta edición marcada por los recortes presupuestarios. Huesca se convierte en la segunda feria más importante del país en teatro y la primera en danza.

El Festival de Cine de Huesca también ha tenido su protagonismo cultural con el nombramiento de Orencio Boix como director. El máximo responsable del festival ha mostrado su satisfacción por el cargo y sobre todo sus ganas de trabajar.