El relevo de Fernando Elboj marca la crónica municipal de 2010

último Pleno de Fernando Elboj, Luis Felipe, julio

La crónica del Ayuntamiento de Huesca ha venido marcada en 2010, sin duda alguna, por el relevo de Fernando Elboj al frente de la Alcaldía. Luis Felipe lo sustituía en la Presidencia del Consistorio, consolidándose, poco más tarde, como el candidato municipal del PSOE en las próximas elecciones. Las harineras, la paralización de proyectos como el de la antigua Alvisa o la construcción de VPO, sin olvidar la polémica universitaria de los estudios de Turismo han marcado el 2010 en Huesca.

En el capítulo urbanístico destaca el proceso por el que han dejado de operar las dos grandes harineras que lo hacían en el Polígono 19, trasladando su producción una de ellas, Villamayor, a Plasencia del Monte, y reubicando a sus trabajadores y su producción la otra, Harinas Porta. Sin embargo, el resto de negocios del polígono, un total de seis, seguirán en la zona mientras no comience la urbanización del Area.

De momento la operación urbanística está en suspense, debido a la situación por la que atraviesa el sector inmobiliario, una circunstancia que también afecta a la paralización de la reurbanización de los terrenos de la antigua Alvisa. Las naves de la factoría han sido demolidas, pero la operación urbanística ha llegado solo hasta allí.

También paralizadas siguen las dos promociones de viviendas de protección que Bruesa estaba ejecutando en la ciudad de Huesca. Los más de 170 compradores se han visto sorprendidos por la noticia, después de que alguno de ellos hubiera ya desembolsado 30.000 euros.

Pero en abril saltaba la sorpresa, Fernando Elboj anunciaba que dejaba la Alcaldía y el Partido Socialista decidía elegir a Luis Felipe para su relevo. La llegada de Felipe comportó varios cambios en el consistorio. Se redistribuyeron la áreas, pasando Domingo Malo y Teresa Sas a tener un peso específico mayor. Se elimina el servicio de escoltas y se contrata a Elisa Sancho como Jefa de Gabinete.

Felipe, junto a Domingo Malo, se plantean cerrar asuntos que Fernando Elboj había dejado abiertos, como la finalización de la urbanización del antiguo solar de la Cámara de Comercio, la Rotonda del cruce del Eroski, el acuerdo con los propietarios de Fosal de Moros o la aprobación de la modificación del PGOU.

Algunos de los objetivos mencionados están ya conseguidos, el resto se encuentran en vías de solución.

Por otra parte, se decide dejar más protagonismo al socio de gobierno, al Partido Aragonés, en la figura de Fernando Lafuente. Lafuente lidera el proyecto del aparcamiento de la Plaza San Antonio y el proyecto de reurbanización del Paseo Ramón y Cajal. Sigue también al frente de la relación con los polígonos y con el sector del comercio y la hostelería.

Peor suerte hasta ahora ha corrido otro proyecto como PLHUS en el que el Ayuntamiento de Huesca tiene mucho que decir. La crisis coincidió con la inauguración del polígono, y eso ha hecho que la llegada de empresas sea con cuentagotas. Sin embargo, Walqa aguanta mejor la crisis al ser un proyecto más consolidado.

En el capítulo universitario, por el que sigue suspirando Huesca, no se puede decir tampoco que este haya sido un gran año. No se han cumplido las expectativas que la ciudad tenía puestas en la llegada de nuevas titulaciones y tampoco se han completado los estudios de medicina, aunque sí se ha consolidado Odontología.

Tampoco ha habido grandes inversiones de la Universidad en Huesca., Apenas se ha hablado de proyectos y de estudios de necesidades, pero obra, tan apenas, a pesar de que Huesa ha realizado una gran esfuerzo inversor pensando la Universidad.

Comentarios