FAPAR muestra su rechazo a la modificación del Programa de Gratuidad de Libros de texto

Desde la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Aragón (FAPAR) han manifestado su “más absoluto rechazo” a la modificación del Programa de Gratuidad de Libros de Texto que plantea el Gobierno de cara a los presupuestos del 2011.

Desde esta organización se muestran sorprendidos por “la ambigüedad con que el tema ha venido siendo tratado en los últimos meses, en los que ha habido diferentes intentos por modificar el Programa, y en los que el PSOE, partido en el Gobierno, había optado por mantenerlo, a la espera de su revisión para adaptarlo a la era digital que ya está empezando a desarrollarse en nuestros centros educativos, pero sin alterar la filosofía que desde el inicio ha guiado dicho Programa”.

Por ello, constatan “con pesar”, que estamos asistiendo “a una batalla preelectoral, donde siempre pierden los más vulnerables, las familias, cuya opinión ahora no se tiene en cuenta, pero que será cuantificable en las próximas elecciones”.

Además, desde FAPAR enumeran las dificultades que esta modificación “puede entrañar a la hora de aplicarse según niveles de renta”, teniendo en cuenta que:

La actual crisis económica hace que puedan cambiar de un mes para otro las condiciones económicas de las familias afectadas, y más si se toma como referente la última declaración de renta

Puesto que el coste de este programa supone un 0,4% dentro del total del presupuesto del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, el ahorro que puede suponer es insignificante.

- ¿Cómo se hará la gestión para determinar qué familias no tendrán derecho a la gratuidad?, ¿Se hará desde los centros educativos, cargando más el trabajo de los equipos directivos?, ¿se considerarán rentas individuales o conjuntas?, ¿convivirán libros en préstamo con los que dispongan de libros nuevos cada año, ello supondría una clara discriminación entre unos y otros y una evidente significación de los niveles socioeconómicos de los alumnos?, o ¿se dará subvención a los que estén por debajo de esos umbrales para la adquisición anual de los libros, lo que implicaría triplicar el gasto actual?, ¿tendrán las familias que adquirir los libros y además los materiales, es decir duplicar su gasto actual?

Comentarios