El PIB aragonés crece ligeramente por encima de la tasa nacional en el tercer trimestre del año

Después de varios trimestres consecutivos de contracción, el PIB aragonés ha crecido un 0,3% en el tercer trimestre del año, según los datos presentados por el consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, frente al 0,2% que registra la media nacional. El responsable de las finanzas públicas de la Comunidad Autónoma explicaba que el consumo de los hogares y la inversión en equipo han crecido, así como la Industria y los Servicios.

Desde la perspectiva de la demanda, en el tercer trimestre de 2010 ha mejorado el comportamiento del sector exterior y de la inversión en bienes de equipo, mientras que el consumo de los hogares se ralentizaba y la inversión en construcción mantenía sus tasas negativas. Esta demora en la recuperación del consumo respondería en parte a la subida del IVA aplicada en el mes de julio aunque habría que señalar otros factores añadidos como, por ejemplo, el agotamiento de las ayudas a la compra de automóviles o las medidas de ajuste presupuestario adoptadas a mediados de año.

Por lo que respecta a la inversión en bienes de equipo, tras casi dos años de contracción ha experimentado un crecimiento del 1,9% en el tercer trimestre de 2010, ocho décimas más que el trimestre precedente y muy lejos de la caída del 27,1% registrada un año antes. Aunque esta tasa podría ser calificada de modesta, refleja un cambio de actitud en las empresas, que podrían estar empezando a vislumbrar mejores expectativas para los próximos trimestres.

En cuanto al comportamiento del sector exterior, según las estimaciones y datos que obran en poder del Departamento de Economía, estaría constituyendo el motor del crecimiento aragonés. Así, las exportaciones de bienes aceleraban y crecían un 22,4% en euros corrientes en el tercer trimestre del año, doce puntos por encima del trimestre precedente y a clara distancia de la caída del 19% experimentada un año atrás.

Desde el punto de vista de la oferta, en el último trimestre de 2010 destaca la fortaleza de la Industria, que creció a una tasa anual del 3% frente al 1,3% del trimestre anterior y al 2,3% experimentado en la media nacional. La Construcción, sin embargo, no muestra un comportamiento favorable ya que registra todavía una caída del 6,3% en el tercer trimestre del año. Los Servicios, por otra parte, aunque experimentan un modesto crecimiento del 0,4% en el tercer trimestre,  se trata del segundo registro positivo consecutivo tras cinco trimestres de caídas. Además, dado que los Servicios representan en torno al 65% del VAB y el empleo aragoneses, este ligero repunte cobra especial relevancia.

Por lo que respecta a las previsiones para 2010, las estimaciones que obran en poder del Departamento de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón apuntan a una caída del PIB de tres décimas  en el conjunto del año, mientras que para 2011 se espera que el ritmo de actividad recobre tono de forma gradual de manera que el PIB crezca ligeramente por encima del 1% en media anual.

No obstante, en la evolución de la economía a lo largo del próximo año influirán una serie de factores de carácter global, nacional y regional. Entre los globales destacan las tensiones en los mercados financieros y de divisas, una consolidación fiscal generalizada y elevadas tasas de paro. Por lo que respecta a los factores nacionales hay que citar el ajuste inacabado en el sector inmobiliario, el cumplimiento de los compromisos, ajustes fiscales y reformas estructurales, así como también el impacto de los ajustes en el gasto público y la reforma del mercado laboral. En cuanto a los factores propiamente regionales, se prevé una evolución más favorable de lo esperado en la Unión Europea a través de la apertura al exterior y la especialización industrial aragonesa.