Los niños muestran sus progresos musicales en navidad

La música está presente todo el año, pero en cuando acaba el año, las melodías navideñas invaden las citas de ocio. Los niños han acabado sus clases y es momento de enseñar al público lo que han aprendido. Un buen ejemplo son la “Banda del Parque” o el coro del colegio Pio XII. Más de cien chavales que pueden encontrar su vocación musical en su colegio, pero en horas extraescolares.

Las audiciones escolares de navidad son el bautizo escénico de muchos niños, pero los grupos musicales también salen de sus colegios para que su público se amplíe. La asociación de vecinos del barrio del Perpetuo Socorro por ejemplo organizó una audición en el Centro cívico para que cien chavales mostrasen sus progresos musicales. Era la primera actuación fuera del “cole” de la Banda de música del parque, un grupo formado gracias a la disposición de su profesora de música, que dedica horas extraescolares a sus alumnos.

Esta banda trabaja con cincuenta niños, aunque las actuaciones son de 25. Las clases comienzan de cero para enseñar los instrumentos musicales y a leer partituras, pero quizás sea más difícil coordinar a tantos chavales en una actividad que requiere tanta disciplina, un concierto en grupo.

De los 25 componentes del coro del colegio Pío XII, muy pocos van a conservatorio, no llegan a cinco, así que muchos de ellos han descubierto sus aptitudes musicales en el colegio, y quizás sin este coro nunca las hubieran descubierto.

Les encanta, les ayuda a enfrentarse a sus nervios, y por qué no, quizás encuentren allí su vocación.

El Centro cultural de Ibercaja también acogió la actuación de estas dos agrupaciones musicales, que siempre tienen un auditorio repleto y lleno de orgullo.