Campo finaliza el 2010 con residencia e inicia el 2011 con polígono

La localidad ribagorzana de Campo espera empezar bien el 2011 con el cumplimiento de uno de los proyectos más ambiciosos del consistorio, la creación de un polígono industrial. Se trata de una de las bazas de esta legislatura pero que, hasta este momento, no ha sido posible realizar. Lo que sí que se llevaba cabo, en este 2010, era la apertura de puertas de la Residencia de ancianos, la señalización turística del municipio y los primeros trabajos en la iluminación de la localidad.

Campo se ha ido convirtiendo, poco a poco, en un lugar clave para el turismo. Las numerosas empresas de deportes de aventura y la gran cantidad de segundas residencias hacen que, esta localidad ribagorzana, tenga, en el sector servicios, su fuente más importante de ingresos. Por este motivo, desde el consistorio, se decidía mimar, en este 2010, este aspecto con la colocación de toda una señalización turística que indique e informe sobre los puntos clave del municipio.

También se trabajada, en este año, en la iluminación del pueblo, arrancando este proyecto que finalizará el año que viene con la realización de la última fase de alumbrado público.

Pero sin duda alguna, uno de los proyectos en los que más tiempo y dinero se invertía era en la adaptación del antiguo albergue juvenil en una residencia para la tercera edad que cuenta ya con nueve residentes y que, se espera, en medio plazo, pueda alcanzar una ocupación de entre el 60 y el 70% trayendo, consigo, numerosos puestos de trabajo y más aún, tras la firma del convenio de dependencia de la fundación gestora con el Gobierno de Aragón.

En cuanto al 2011, se iniciará con la colocación de un ascensor en consistorio local para permitir que las personas dependientes puedan realizar sus trámites sin problemas creados por las barreras arquitectónicas y con la finalización del proyecto de alumbrado público. Junto a estos planes, otro con un mayor peso, la creación de un pequeño polígono industrial en la carretera de Campo a Benasque en el que puedan asentarse, tanto nuevas empresas, como las ya establecidas en Campo para, de esta forma, generara puestos de trabajo y asentar población para que haya riqueza en el núcleo.

De esta forma, se pretende que Campo se convierta, en un punto clave, aprovechando su buena situación geográfica y su cercanía a diferentes núcleos importantes de la zona. Para ello, reivindica Eusebio Echart, alcalde de la localidad, sería de vital importancia que se cumpliesen los plazos sobre el proyecto de la N – 260.

Recordar que, tal y como explicaba Víctor Morlán, secretario de Estado de Infraestructuras, en una reunión con los miembros de la Comisión de seguimiento de las obras de la N – 260, en enero estaría previsto que saliese a exposición pública el proyecto de mejora del tramo que une Campo con el Congosto de Ventamillo.

Comentarios