Los niños grausinos disfrutan, mientras aprenden, en “La fiesta de los ríos de calidad”

Decenas de niños disfrutaban, este martes, de “La fiesta de los ríos de calidad”, una actividad que llegaba a la Plaza Mayor de Graus de mano del Instituto Aragonés del Agua y en la que los más pequeños de la localidad aprendían, a través de guiñoles, piscinas de bolas e hinchables, la importancia de no malgastar un elemento tan importante como es el agua.

En total, unas cien personas, entre niños y adultos, acudían a la Plaza Mayor de la capital ribagorzana para disfrutar de los diferentes juegos que Sargantana había preparado. A pesar de que el “reactor biológico”, es decir, la colchoneta hinchable, era el que más éxito tenía, ninguno de los diferentes espacios que había se quedaba sin niños.

Las tradiciones aragonesas, como el ibón donde habitan las hadas, se unían, en este parque infantil, a actividades más futuristas, como la piscina de bolas que se convertía, durante unos minutos, en una central donde se depura el agua de las partículas innecesarias. De esta forma, se trasladaba a los niños de Graus al año 2030 para conocer qué podría ocurrir en el futuro si no ayudamos a conservar un bien tan preciado como el agua y, aunque el termómetro marcaba bajas temperaturas, los niños no lo han notado y han disfrutado mientras aprendían a valorar el agua.

“La Fiesta de los ríos de calidad” es una iniciativa de educación ambiental del Instituto Aragonés del Agua. Actividad que tiene, como objetivos principales, la sensibilización del ahorro de agua, los aspectos referentes a la depuración y la calidad del agua o lo relacionado con términos como cambio climático o biodiversidad.