Castejón de Sos seguirá, en el 2011, desestacionalizando el turismo

La localidad Ribagorzana de Castejón de Sos seguirá fomentando, en el 2011, la desestacionalización del turismo, algo en lo que ya lleva varios años trabajando y que, tal y como explica su alcaldesa, María Pellicer, es una acción fundamental para que, durante todo el año, haya trabajo y bienestar en la localidad. Además, el año que se aproxima también traerá, hasta todos los núcleos del municipio, una mejora en la calidad del agua con la instalación de tres depuradoras.

Campeonatos de hípica o de tiro con arco son actividades por las que apuesta el consistorio castejonense para conseguir que, durante los 12 meses del año, esta localidad ribagorzana, reciba visitantes. Se trata de una acción que se va a continuar desarrollando para, de esta forma, no ajustarse, solamente, a los meses fuertes de turismo de la zona.

Pero no será la única preocupación de este ayuntamiento ya que, a lo largo del 2011, se continuará con diferentes proyectos que nacían en este año. Ejemplo de ello es la construcción de tres depuradoras, una para Castejón de Sos y El Run y dos pequeñas para Ramastué y Liri, que harán que mejore la calidad, tanto del agua, como del entorno medioambiental.

Las comunicaciones también serán un punto clave el año que viene. Se finalizará el tramo que va desde la salida del Congosto del Ventamillo a Castejón de Sos, unas obras que en los últimos días se paraban por causa de la mala meteorología, y será el año clave, según explica Pellicer, para comenzar un proyecto muy importante para los habitantes, tanto de la localidad como del resto de la comarca, ya que está previsto que, a principios de 2011, salga a exposición pública el proyecto de ensanche de la N 260.

El centro de salud de Castejón tendrá que esperar a mejores tiempos y es que, aunque el suelo para construirlo ya pertenezca al Gobierno de Aragón (fue cedido por el ayuntamiento) el complicado momento que se vive hará que, este proyecto, que ya se encuentra redactado, tenga que esperar un poco más.

Lo que sí que dejaba el 2010 era las mejoras en la denominada Ruta del Solano, a través de los trabajos realizados en la carretera que une Castejón de Sos con Liri pero que también beneficia a otros núcleos como Arasán, Urmella, Ramastué y Eresué. Tan sólo quedan unos 150 metros por arreglar ya que se está pendiente de la solución que el Ministerio de Fomento dé, ya que se encuentran en la N 260.