CHA considera que el gobierno autonómico aplicará "el rodillo" para aprobar la Ley de Educación Aragonesa

Chunta Aragonesista teme que el Gobierno de Aragón quiera aplicar el rodillo de su mayoría y aprobar el proyecto de Ley de Educación Aragonesa sin un verdadero debate parlamentario. “No cabe ninguna otra lectura ante el momento que ha escogido la consejera Mª Victoria Broto para remitir a las Cortes este proyecto, a pocos meses del fin de la legislatura y después de haberlo estado posponiendo durante años y años”, ha señalado la presidenta de CHA y portavoz de Educación, Nieves Ibeas.

Para Ibeas, “es lamentable que el Gobierno actúe así ante una ley tan reclamada, de tanto calado y esencial para las generaciones futuras” y considera que, además, “se está ninguneando a la institución parlamentaria, al dejarla relegada al papel de mera comparsa, con la excusa de que el texto ya fue ampliamente debatido hace unos años con la comunidad educativa”.

Desde el mismo momento en que asumió las competencias en Educación, en 1999, el Gobierno incidió en la necesidad de dotar a Aragón de una ley propia, y han sido innumerables las promesas al respecto durante once años. Sin embargo, dejaron pasar seis, para comenzar el proceso, y así, entre 2005 y 2007, el Gobierno ocupó a toda la comunidad educativa en un proceso, dijeron, “para sentar en común las bases de la futura ley”. “Generaron expectativas que se vieron frustradas dentro de la propia comunidad educativa, que comprobó cómo que su trabajo se quedaba en un cajón incomprensiblemente”, ha señalado Nieves Ibeas.

Desde CHA se indica que Eva Almunia, llegó a señalar, textualmente, que “el sistema educativo aragonés va a vivir un momento de tanta importancia para él como van a ser el Estatuto y la Expo para el resto de la sociedad: la aprobación de la ley de educación para Aragón” y anunció que en seis meses dispondrían ya del anteproyecto.

En abril de 2008, Almunia dejó el cargo sin haber aprobado el proyecto de ley, y aunque la nueva consejera Mª Victoria Broto anunció que lo remitiría a Cortes en septiembre, tampoco llegó. A partir de esa fecha el Gobierno dejó de hablar de él sin más explicaciones, y rechazaron todas las iniciativas de CHA instándole a enviarlo. En noviembre de 2009, Broto justificó el retraso porque había que esperar al Pacto estatal de Educación propuesto por el ministro Gabilondo, que luego fracasó. “No sabemos si a Broto el pacto político estatal le interesaba de verdad o sólo como excusa para no hacer nada, pero está claro que lo que no quiere es el debate autonómico: ahora lo que pesa es la prisa electoral”, ha concluido Ibeas.

Comentarios