La Ribagorza vivirá el 2011 pendiente de las comunicaciones

El 2011 será un año clave para las comunicaciones en la comarca de la Ribagorza ya que será el momento en el que el proyecto de ensanchamiento de la N 260 entre Campo y el Congosto del Ventamillo comience a ver la luz. Será también el momento en el que comenzarán a desarrollarse planes como el de Desarrollo Sostenible del Medio Rural de la Ribagorza y continuarán otros como el Programa Piloto de Desarrollo Sostenible y el Plan de Competitividad Turística, que ayudarán a mejorar la comarca en aspectos económicos, sociales y medioambientales.

En el mes de enero, se espera que salga a exposición pública el proyecto de ensanche de la N 260 entre la localidad de Campo y el Congosto del Ventamillo para que se pueda realizar el estudio de impacto medioambiental y, así, quienes lo deseen, puedan presentar sus alegaciones, para conseguir sacar esta actuación a licitación. Se trata de un momento clave para la realización de unas obras que los ribagorzanos llevan años esperando ya que, este tramo, estrecho y con numerosas curvas, se halla en el eje que vertebra, de norte a sur, la comarca de la Ribagorza.

Además, hasta el 2015, se ejecutará el Plan de Desarrollo Sostenible del Medio Rural de la Ribagorza, dividido en cuatro ejes. A través del primero, actividad económica y empleo, se realizarán actuaciones como promocionar el turismo deportivo o apoyar la comercialización de la trufa. El segundo eje, vinculado a las infraestructuras, los equipamientos y los servicios básicos, tratará de incidir en el empleo de energías renovables y apostar por la formación en nuevas tecnologías. En el caso del tercer eje, servicios y bienestar social, se buscará una mejora en los equipamientos de protección civil o una mejora en la sanidad rural y en el cuarto eje, centrado en el medioambiente, se trabajará en la sensibilización ambiental y la conservación de la naturaleza y los recursos naturales.

El 2011 trae también consigo la segunda anualidad del Plan de Competitividad Turística con un presupuesto de 840.000 euros con los cuales se seguirán desarrollando algunos de los proyectos ya iniciados en el 2010 como la promoción turística, la mejora de las oficinas de turismo o la potenciación de los recursos turísticos de la zona.

El Programa Piloto de Desarrollo Rural también continuará desarrollándose hasta el 2012. En este caso, es la zona de influencia socioeconómica de la reserva de la biosfera del Parque Posets – Maladeta la que se ve beneficiada gracias a éste que, en total, suma 3.6 millones de euros para actuar, por ejemplo, en la puesta en marcha de energías renovables en los municipios que los requieran o el apoyo a la ganadería extensiva en la zona del parque.

Comentarios