El Peñas despide el año con derrota en La Palma

No corren buenos tiempos para el conjunto peñista que caía por 108-77 en la pista canaria y que además despide este 2010, que será recordado por el ascenso a la LEB- Oro, en puesto de descenso, aunque con mucha igualdad en la parte baja de la tabla y una situación que no es preocupante, si se recupera el tono pronto. Los numerosos problemas de lesiones y cambios han llevado al equipo a una situación impensable hace un mes. Son cinco las derrotas consecutivas que lleva el Peñas que cerrará la primera vuelta el martes día 4 en Huesca ante Lérida.

Contundente y dura derrota por 31 puntos la que se traen los de Ángel Navarro que han dejado de ser ese equipo competitivo y que tenía opciones en todos los encuentros. En La Palma solamente aguantó el primer cuarto que acabó con 25-20 tras una salida igualada y que permitió a los oscenses ponerse por delante incluso con 11-12.

En el segundo cuarto comenzó la debacle con un parcial de 9-0 de salida que se fue ampliando hasta llegarse al descanso con 55-33. El partido ya era claro para La Palma que tuvo un segundo tiempo plácido con 86-54 al final del tercer cuarto y el 108-77 para concluir el choque.

La superioridad local fue clara en las estadísticas con un 18% y tan sólo 3 triples para Peñas, mientras que La Palma hizo un 57% con 11 canastas de tres puntos. Dentro de la zona también ganaron la batalla los isleños con 32 rebotes por 20 los oscenses y así con superioridad en todo ante lo que nada o poco pudieron hacer los de Navarro. Para colmo, los colegiados han dejado de respetar al Peñas que otra vez se encontró con una disparidad en el criterio de faltas que influyó en el momento en el que se rompió el partido. Pero no debe ser excusa y lo importante ahora es recuperarse cuanto antes de este nuevo palo y volver a ser ese equipo competitivo y con opciones en cada choque.

Ahora hay tres días de fiesta para volver el domingo a entrenar y afrontar el comienzo de 2011 ante Lérida con un objetivo claro que es ganar. El apoyo del público será más importante si cabe y es que la plantilla necesita ese cariño de la grada para superar esta situación.

Comentarios