José Borrás afirma que el Juzgado de Instrucción número 2 de Barbastro era muy necesario

El director general de Administración de Justicia del Gobierno de Aragón, José Borrás, en la visita que ha realizado a las nuevas instalaciones del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Barbastro, ha destacado que era necesario un nuevo juzgado puesto que el actual y único estaba muy sobrecargado de trabajo.

Las instalaciones se ubican en la segunda planta del edificio actual y en su remodelación se han invertido 248.657 euros por cuenta del Gobierno de Aragón. l gasto anual será de 204.018 euros con cargo a la Administración de Justicia. La plantilla está formada por seis funcionarios, y por un juez y un secretario que nombrarán de manera inminente el Consejo General del Poder Judicial y el Ministerio de Justicia.

José Borrás ha explicado que la puesta en servicio de los nuevos juzgados responde al interés y al esfuerzo realizado por el consejero Rogelio Silva y del viceconsejero, José Mª Bescós, para mejorar la Administración de Justicia en Aragón.

Para el próximo lunes día 3 está prevista una visita institucional al Juzgado número 2 de Barbastro a la que asistirán el presidente de la Audiencia Provincial de Huesca, Santiago Serena, el vocal del Consejo General del Poder Judicial, Félix Azón, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, Fernando Zubiri, el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente y el alcalde de Barbastro y presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Antonio Cosculluela.

La concesión del Juzgado número 2 para Barbastro se aprobó en el Consejo de Ministros del pasado 25 de junio mediante un Real Decreto por el que se constituyeron 150 nuevas unidades judiciales en todo el territorio nacional. La petición del Juzgado número 2 de Barbastro figuraba desde mayo de 2005 en la memoria del Tribunal Superior de Justicia de Aragón debido al interés del presidente Fernando Zubiri que lo incluyó en las necesidades planteadas en el ámbito de la Administración de Justicia de Aragón para atender la demanda de servicios.