El Ayuntamiento de Sariñena renueva operaciones de tesorería por valor de más de un millón de euros

El Ayuntamiento de la capital monegrina despedía la actividad política de 2010 con un pleno extraordinario en el que se aprobaban la renovación de tres operaciones de tesorería que suman más de un millón de euros. La primera operación de tesorería corresponde a la Residencia a la 3ª edad, data del año 2002, y su cuantía ha pasado de los 42.000€ solicitados ese año a los 90.000€ actuales. Una segunda operación, cifrada en más de 576.000€, se obtuvo en 2005 y la última de más de 400.000€ fue suscrita en 2007.

El Partido Popular votaba en contra de las dos últimas operaciones de tesorería y optaba por la abstención en la correspondiente a la Residencia. Por su parte, el Partido Aragonés se abstenía también en la de la Residencia, y votaba a favor de las otras dos de mayor cuantía y Rafael Alastrué, concejal no adscrito a ningún partido, votaba a favor de las tres operaciones de tesorería.

El portavoz municipal del PP, Antonio Torres argumentó su voto en contra señalando no estar de acuerdo con la gestión del equipo de gobierno “que ha duplicado las operaciones de tesorería, el gasto de personal y del gasto corriente, lo que da como resultado, 1.100.000€ de tesorería”

Torres criticó igualmente la posición del PAR por apoyar esta gestión municipal y en relación a su ausencia en la lista del PP al Ayuntamiento de Sariñena, Torres indicaba que “la renovación empieza por uno mismo y después de 20 años en el Ayuntamiento, un nuevo equipo se hará cargo de la actividad municipal”

Por su parte el portavoz del PAR, Francisco Villellas, comentó que su voto a favor se debía al interés general “porque de lo contrario, el Ayuntamiento tendría que pagar un alto interés cifrado en 17.000€ al mes” En relación a su abstención en la operación de la Residencia comentó “que era una abstención condicionada a que se renegociará con la entidad bancaria el porcentaje de apertura que es del 2% de los 90.000€”

Rafael Alastrué, el concejal dimisionario del PAR y no adscrito ahora a ningún partido, señalaba que “a pesar de no apoyar la gestión política y económica del Ayuntamiento, su voto era favorable por responsabilidad política, para evitar que el pueblo pague los intereses”

Por último la alcaldesa Lorena Canales agradeció el voto de responsabilidad para beneficio del municipio y destacó que el plan de reducción de gastos y saneamiento puesto en marcha ha obtenido como resultado que el ayuntamiento sea capaz de amortizar 100.000€ al año”

En relación a las críticas vertidas por el Partido Popular, Canales respondió que “el anterior gobierno del PP en el Ayuntamiento de Sariñena había firmado en dos años, operaciones de préstamo por valor de dos millones y medio de euros, mientras que esta legislatura el gobierno socialista únicamente ha suscrito una de 404.000€ y otras dos de 180.000€ cada una correspondientes al Plan ICO de ayuda del Estado a los Ayuntamientos”