El año 2011 se enfrenta al reto de mantener el estado del bienestar

Aragón ha vivido muchos años de mejora imparable de la calidad de vida, pero la crisis ha frenado esta tendencia. El año que comienza tiene un gran reto, el de mantener las prestaciones sociales y los servicios públicos gratuitos. También el reto de afrontar las necesidades y la pobreza crecientes.

La ley de Autonomía personal y Dependencia es una pata importante del estado del bienestar y el Gobierno de Aragón ha hecho un esfuerzo porque en 2011 se cumpla el calendario previsto, incorporando a los dependientes moderados al calendario. Un nuevo nivel que ya tiene derecho a su prestación, el nivel 2 de grado 1.

En el año 2011 la ley de Servicios Sociales y su catálogo se tiene que implantar. Y el año que comienza se pretende también concertar algunas plazas en centros de atención a la discapacidad que ya están acabados como la residencia de la tercera edad de Atades y la ampliación de Aspace, para personas con parálisis cerebral.

El futuro próximo se ve negro para las entidades de atención a los más desfavorecidos. Las subvenciones merman y las necesidades se multiplican. Por ello piden apoyo a la sociedad, para que den respuesta con sus aportaciones y en forma de voluntariado a las necesidades que les rodean.

El subsidio mínimo por desempleo de 426 euros mensuales aprobado durante la crisis para quienes han agotado la prestación por desempleo, y que dura un máximo de dos años, dejará de estar en vigor en febrero de 2011. El desempleo en España ronda el 20% de la población activa.

Se elimina también el llamado “cheque bebé”. La prestación fue anunciada a principios de julio del 2007 como una forma de fomentar la natalidad en España. Los bebes nacidos a partir del 1 de enero ya no tendrán derecho a esta prestación de 2.500 euros por nacimiento o adopción.