Biescas mejora el desarrollo sostenible en la iluminación de una de sus principales calles

En la calle Ramón y Cajal de Biescas se han renovado unas farolas que estaban equipadas con luminarias de más de 25 años de antigüedad por otras más eficientes y modernas. Según los informes técnicos, este nuevo sistema de iluminación supone un avance hacia el desarrollo sostenible dado que se logran ventajas ambientales tales como la reducción del consumo energético -y por tanto de emisión de gases a la atmósfera-, y de recursos, a la vez que se mejora la capacidad de reciclaje con los materiales utilizados.

El alcalde Luis Estaún, ha manifestado que “ante el constante aumento de las tarifas eléctricas, y el alumbrado público puede llegar a ser hasta un 70% de la factura eléctrica de un ayuntamiento, instalaciones como esta contribuyen poderosamente a este objetivo de ahorro, ya que con una potencia de 450 vatios, supone una reducción de mas de 400 euros al año de gasto en electricidad frente a una instalación con proyectores convencionales, que deberían tener casi 1.500 vatios de potencia para obtener el mismo nivel de alumbrado”.

El alumbrado se ha realizado cumpliendo los requisitos de luminosidad actuales así como la normativa vigente, pero con la novedad del uso de 10 luminarias con una potencia cada una de 45w, de estética moderna y minimalista con tecnología led de última generaciones y lentes directas en material sintético resistente a los impactos.

De hecho la iluminación con ‘led’ utiliza menos energía que la mayor parte de las lámparas por lo que equivale a menor coste, dura más por lo que implica una sustitución menos frecuente y una cantidad inferior de desechos, no contiene mercurio y se puede alojar en luminarias especiales más fáciles de extraer y de reciclar. En este caso, además, se han reutilizado los báculos metálicos existentes ya que se adaptaban perfectamente a las características técnicas de las nuevas luminarias.

Comentarios