Once personas más viven en la casa familiar de Cruz Blanca

sede casa de la Cruz Blanca de Huesca, julio 08

Cruz Blanca acaba el año con 75 personas viviendo en su centro. La intención era llenar por completo la casa, de 80 plazas, pero el Gobierno de Aragón no va a concertar más plazas por ahora. Los recortes por la crisis se notan, y los Hermanos de la Cruz Blanca no son una excepción, pero a pesar de ello quieren seguir ampliando sus plazas.

 

La casa familiar San Lorenzo tiene capacidad para 80 usuarios, el doble que en su anterior ubicación. Ahora hay 75 personas y se quiere llenar en enero. Este año ha habido muchas incorporaciones. 31 nuevas personas se han trasladado a la casa familiar San Lorenzo, pero también muchas bajas (más de 11 fallecidos y otros 9 que se han ido o se han derivado a otros centros).

 

En enero se quiere llenar, auque el IASS no puede concertar más plazas de las que ya tiene por lo que su opción es la de acoger a personas que aporten el 80% de sus ingresos.

 

Bajan las subvenciones…

De cara al 2011 no saben las aportaciones de subvenciones como las del Instituto Aragonés de la Mujer, o de la Dirección general de Inmigración, pero en el 2010 ya bajaron el 50 %  dejando cantidades simbólicas. Las cajas de ahorros no han aportado este año.

Sobre las plazas concertadas todas bajan sus aportaciones las del sida, salud mental y plazas de exclusión social. Por ejemplo la subvención del IAM se recortó a la mitad el año pasado. En inmigración del 2006 al 2010 disminuyó un 40 % y sólo en el último año 28 %.

… pero más servicios

Además de los recortes hay que sumar el incremento de gastos y la ampliación de proyectos que durante estos años Cruz Blanca está desarrollando a colectivos más necesitados. Han doblado el número de camas en la casa familiar con este nuevo centro de 40 a 80 plazas. Han abierto sin financiación ninguna seis pisos cedidos por la Dirección General de Vivienda en la provincia: tres en fraga (uno para la lucha contra la trata de personas, otro para inmigración y otro para familias necesitadas), otro en Tamarite de Litera y dos en Huesca, uno para mujer vulnerable y otro para colectivos en exclusión. Tambiñen han incrementado el trabajo en puntos de prostitución a un total de 44 con nuevas zonas y han atendido a más de 60 personas que realizan trabajos a beneficio de la comunidad en colaboración con instituciones penitenciarias. Durante el 2010 nos hemos certificado en calidad dentro de la norma une185101 siendo la primera residencia en la norma específica de discapacidad.

En la actualidad hay 14 personas afectadas por el vih/sida en sus centros, los únicos destinados en la Comunidad Autónoma de Aragón para este colectivo. .

 

Además, Juan Vela, hermano de la Cruz Blanca recuerda que detrás de todos estos números hay una persona y una realidad que en muchos casos es un drama, y eso "sí que no tiene precio". Tampoco tiene precio la labor de sus voluntarios, que siempre vienen bien para desarrollar la labor de esta entidad que lleva 34 años trabajando en Huesca.