Arranca el periodo de rebajas en las grandes superficies

Pese a que el pasado día 2 el pequeño comercio ya inició el periodo de rebajas de invierno, este viernes comienzan en las grandes superficies. Los comerciantes, ante una temporada invernal que no ha sido todo lo buena que desearían (ni tampoco el resto del año), esperan que esta época de rebajas sea positiva. Por su parte, desde el Departamento de Salud y Consumo aconsejan “unas compras responsables”.

Lo que se rebaja son los precios pero nunca la calidad o los derechos de los ciudadanos, por lo que si un producto comprado en este periodo presenta algún defecto o problema, se tendrán los mismos derechos a la garantía legal, reparación, cambio o devolución del dinero, en las mismas condiciones que fuera de la época fuera de las rebajas. Además, el comercio debe aceptar  mismos medios de pago que admita habitualmente.

En época de rebajas debe figurar el precio de venta anterior y el rebajado, para que el comprador pueda valorar la rebaja, o bien debe indicarse el precio normal de venta y el porcentaje que se rebaja. De todas formas, la información debe ser clara, comprensible y no inducir a error.

 

Las rebajas no deben confundirse con otras figuras previstas en la ley como las liquidaciones y los saldos. Las primeras son ventas especiales derivadas de una situación excepcional como puede ser el cierre de un negocio, el cambio de orientación del mismo, una revocación judicial o por causa mayor que impida el normal ejercicio del negocio. Los saldos son artículos que presentan algún defecto o tara de fabricación, o bien que han quedado obsoletos y por eso se venden más baratos. En ningún caso los productos que se venden en rebajas pueden tener las características de los saldos.

En cuanto a la publicidad de los comercios, ésta debe anunciar los artículos rebajados como "rebajas", y no dar lugar a confusión con carteles de "saldos" o "liquidación".