El regadío de Huesca lidera la producción cerealista aragonesa

2005071005 regadios.jpg

La provincia de Huesca produce el 45 por ciento del cereal aragonés, gracias a los rendimientos que se obtienen en las hectáreas de regadío. En el conjunto de la comunidad autónoma se producía en 2010 un incremento en la producción de cereal (a pesar de que la superficie cultivada descendía en un 4,4 por ciento). La cosecha de cereal se sitúa en 2,5 millones de toneladas, 20.000 más que en el ejercicio anterior; la superficie sembrada era de 777.000 hectáreas (74 por ciento de secano y 26 por ciento de regadío).

David Solano, secretario provincial de UAGA, relativiza el incremento del 3 por ciento en la producción final agraria, ya que respecto a 2006 todavía se está un 20 por ciento por debajo. Reconoce que puede considerarse un buen año para el cereal, lo mismo que los dos primeros meses de recolección de fruta y el inicio del año ganadero (hasta la llegada del incremento del precio del cereal).

Gerardo Torralba, técnico de ASAJA Huesca, apunta que esa subida del precio de los cereales beneficiaba a muchos agricultores pero, añade, también había productores que vendían justo antes y, por tanto, se quedaban fuera de la tendencia alcista.

El secano de la provincia de Huesca, con un 30 por ciento de la superficie cultivada de cereal de invierno (cebada y trigo), producía el 37,5 por ciento de grano.

El regadío permite incrementar considerablemente los rendimientos. La provincia de Huesca cultivaba en 2010 el 47 por ciento de la superficie total, y producía el 48,5 por ciento de la producción regional.

El rendimiento medio de cereales de invierno en el regadío duplica el obtenido en el secano.

Los cereales en Aragón representan aproximadamente (tanto en superficie, producción y valor) el 10 por ciento del conjunto español. Además, el cereal supone entre el 40 y el 45 por ciento de la producción final agrícola aragonesa; es junto con los forrajes y la fruta el sector más destacado en la formación de la renta agrícola aragonesa.