En rebajas el consumidor debe comprar misma calidad con mismo derechos

El Departamento de Salud y Consumo aconseja unas compras responsables durante el periodo de rebajas. En las rebajas se deben incluir los productos que han estado a la venta en temporada y que al finalizar ésta se reduce su precio, siempre con la obligación de mantener la misma calidad y las mismas garantías para los compradores. El Departamento de Salud y Consumo aconseja unas compras responsables durante el periodo de rebajas.

En época de rebajas debe figurar el precio de venta anterior y el rebajado, para que el comprador pueda valorar la rebaja, o bien debe indicarse el precio normal de venta y el porcentaje que se rebaja. De todas formas, la información debe ser clara, comprensible y no inducir a error.

Lo que se rebaja son los precios pero nunca la calidad o los derechos de los ciudadanos, por lo que si un producto comprado en este periodo presenta algún defecto o problema, se tendrán los mismos derechos a la garantía legal, reparación, cambio o devolución del dinero, en las mismas condiciones que fuera de la época fuera de las rebajas. Además, el comercio debe aceptar los mismos medios de pago que admita habitualmente.

Las rebajas no deben confundirse con otras figuras previstas en la ley como las liquidaciones y los saldos. Las primeras son ventas especiales derivadas de una situación excepcional como puede ser el cierre de un negocio, el cambio de orientación del mismo, una revocación judicial o por causa mayor que impida el normal ejercicio del negocio. Los saldos son artículos que presentan algún defecto o tara de fabricación, o bien que han quedado obsoletos y por eso se venden más baratos. En ningún caso los productos que se venden en rebajas pueden tener las características de los saldos.

Para resolver cualquier duda sobre las compras en periodo de rebajas, el ciudadano puede dirigirse a los Servicios Provinciales de Salud y Consumo, a las Oficinas de Consumo o a las organizaciones de consumidores. La Dirección General de Consumo tiene a disposición de los aragoneses un teléfono gratuito de atención al usuario: 900 121314