La nieve sigue siendo el motor

JOSE LUIS RODRIGO

El sector “blanco” por tercera navidad y en pleno apogeo de la crisis, no solo ha resistido, ha salvado el examen con nota. Los aficionados han acudido más a pistas en unos porcentajes dignos de todo elogio.

Los Reyes Magos no quisieron sumarse a la fiesta del éxito y trajeron lluvia. Aún así este primer ciclo de la temporada se ha cerrado de manera sobresaliente.Arranque en noviembre, 80.000 usos en el Puente de la Constitución y en torno a 370.000 usos (260.000 Aramon) en los 15 días de navidad, año nuevo y Reyes.

Ahora, otro ciclo, esperemos que con alguna nevada que pueda “redondear” de blanco la montaña para garantizar las escapadas Pyrenair, la semana blanca escolar, las competiciones, las ofertas de semana, San Vicente (fiesta en Huesca) y los cursillos previstos para este mes.

Es un sector que tiene mucha magia y que engancha a familias enteras. ¿Qué tiene?. Hace frío, hay que madrugar, las botas son incomodas, hay que hacer cientos de km para llegar a pistas, hay que hacer desembolsos para equiparse, hay que sacar el abono para esquiar…y todas esas cosas que se hacen necesarias antes de coger el remonte.

El éxito y el furor del esquí radican en que el aprendizaje es relativamente sencillo. No hay edades contraindicadas, es para todos los públicos,se hace en familia viajando juntos, esquiando cada uno a su nivel, reuniéndose luego a comer o cenar comentando la jornada, esta en plena naturaleza, rodeado de buena gastronomía, oferta de ocio, precios cada vez más competitivos…

Esta claro que la crisis llegará si la nieve escasea.

De momento la montaña del Pirineo sigue siendo un gran atractivo. Hay que seguir velando por su seguridad para que siga siendo el motor.

Comentarios