Comienza el remate de la travesía de Sariñena

asfaltado asfaltar carreteras operarios

Tras los días festivos y las bajas temperaturas, que no permitían meterse de lleno en las fases de alquitranado y asfaltado de la travesía de Sariñena, esta semana se retomaban las obras que estaban paralizadas. Una vez culminen los trabajos en el firme se procederá a trazar la señalización horizontal, colocar el mobiliario urbano y posteriormente las jardineras. La idea con la que se trabaja es la de concluir definitivamente la remodelación en el presente mes.

El asfaltado se está realizando por tramos pequeños para ocasionar las menores molestias posibles. Mientras tanto, los operarios desvían el tráfico por distintas vías de la localidad.

El objetivo que se buscaba con esta inversión es el rediseño de la principal arteria de la ciudad de Sariñena. Aceras más anchas, firme nuevo y más sitio para aparcar son algunos de los aspectos positivos que destacan los vecinos de la zona. Con estas obras de 2,2 kilómetros en total, se gana fundamentalmente en seguridad. Cabe recordar que se trata de un tramo carretero por el que circulan diariamente una gran cantidad de vehículos, sin olvidar que muchos de éstos son maquinaria de gran pesaje como camiones o tractores.

La reforma de esta infraestructura, que a su vez, es la avenida comercial más importante de la ciudad, era una vieja reivindicación de la ciudadanía de Sariñena, ya que comportaba un riesgo evidente por el mal estado de la misma.

El acondicionamiento del tramo de la A-131 que corresponde a la travesía de Sariñena se adjudicaba por un presupuesto de casi 2 millones de euros a la empresa Marco Obra Pública. En su financiación participan el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Sariñena.

Comentarios