El nuevo concurso de placas fotovoltaicas en techos públicos de Monzón recibe dos plicas

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Monzón, Miguel Aso, señalaba que el nuevo pliego del concurso, para la concesión administrativa para instalar placas solares (fotovoltaicas) en los tejados de varios edificios públicos, recibía dos plicas.

El edil se mostraba satisfecho, ya que en el transcurso de la convocatoria, se había producido un nuevo decreto de la administración Central, que cambiaba la regulación de esta energía, pero al final se presentaban estas dos firmas, que ahora habrá que estudiar sus ofertas para proceder a su adjudicación.

Cabe recordar que el Ayuntamiento sacaba a concurso a finales de 2009 la concesión administrativa y en febrero de ese año la adjudicaba a la empresa “Montenegro”, la única que presentaba oferta. Posteriormente, la sociedad entregaba la documentación y los avales requeridos, pero no llegaba a firmar el contrato, momento en el que hubiera tenido que abonar la anualidad de 20.000 euros, por lo que se rescindía el contrato y se volvía a licitar el mismo.

El listado de edificios cuyos tejados albergarán placas fotovoltaicas se mantiene: los dos polideportivos, los colegios públicos “Aragón”, “Costa” y “La Alegría”, el matadero, la estación de autobuses, el Espacio Joven, la nave de la Brigada, las pistas de tenis y las piscinas municipales.

Se establece un máximo de 20 kw de potencia. Aso ha apuntado que el listón se ha bajado a esta cantidad porque por encima de ella se pierden subvenciones y primas de la Administración, lo que restaría atractivo al concurso. El plazo de la concesión se deja en 25 años (antes 30).

Con respecto al canon, el pliego actual señala “un tanto por ciento de la electricidad vendida”. Esta circunstancia también incrementa el atractivo, pues las empresas gozan de mayor garantía al no depender del albur de los puntos conexión y otros imponderables.

Por último, al adjudicatario se le exigirá un estudio estructural de las cubiertas, y la mesa de valoración tendrá en cuenta la menor ocupación de los tejados. Por otro lado, sigue en pie la cláusula que premia el compromiso del concursante de sustituir reactancias ferromagnéticas del alumbrado público por electrónicas en una sola actuación. Es decir: se lleva más puntos quien se ofrece a modernizar un mayor número de farolas.