El 90% de las familias ha dicho sí a la donación de órganos

operación Transplante médico quirófano

Nuestra Comunidad ha registrado más de un centenar de transplantes en 2010, un 3% más que en 2009 y ha aumentado el intercambio de órganos con otras comunidades. Aumenta la edad media de donantes y también la de los receptores de órganos y esto significa que cada vez hay menos muertos jóvenes y que los trasplantes a edad avanzada se hacen con garantías tanto en el caso del donante como del trasplantado.

La barrera de edad en la que se realizan transplantes y donaciones ha aumentado desde 2008 en más diez años. De esta forma, en Aragón la edad de los donantes supera los 80 años y se han realizado transplantes a pacientes de hasta 78 años. Un avance que, pese a las dificultades de la edad, se ha realizado con las mismas garantías que en personas más jóvenes y que supone un hito en la Comunidad.

La gran mayoría (90%) de las familias a las que se consulta si quieren donar los órganos de su familiar han aceptado. Es una cifra mayor a la media nacional española que pone de manifiesto el incremento de la concienciación de la población.

Además de una mayor concienciación, Aragón es el territorio con menor lista de espera del país en transplante hepático, en concreto, de 40 a 50 días. Asimismo, es reseñable que en el año 2010 las maternidades de Aragón que forman parte del Programa Concordia para la donación de sangre de cordón umbilical han recogido y enviado al Banco de Sangre de Cordón en Barcelona 274 unidades.

105 trasplantes en 2010

En Aragón se han llevado a cabo 105 trasplantes de órganos, un 3% más que el año anterior. En los hospitales de Aragón ha habido 40 donantes cadáver y cuatro donantes vivos de riñón. Estos últimos suponen la mejor cifra en la historia del programa. El coordinador autonómico de transplantes, José Ignacio Sánchez Miret, se muestra satisfecho por el aumento progresivo de esta modalidad de trasplante y espera que en el próximo año el 10% de los trasplantes renales se ejecuten con donante vivo; ya que considera que “es la mejor opción de transplante renal para las personas jóvenes, a ser posible antes de llegar a la diálisis”. Además el transplante renal con donante vivo duplica las expectativas, por ello uno de los objetivos de 2011 es potenciar la información sobre los beneficios de este tipo de intervenciones. En total han sido 44 donantes que, aunque son tres donaciones menos que el pasado año, han permitido aumentar el número de órganos generados hasta los 132, mientras que en 2009 fueron 125.