La patronal oscense asesorará a las empresas en materia de eficiencia y ahorro energético

Cored Lopez Palacín

La subida de la tarifa de la luz en casi un 10% preocupa y mucho al sector empresarial que considera contribuirá a retrasar la salida de las pymes de la crisis económica. La modernización del alumbrado, la sustitución de sistemas eléctricos obsoletos, y su adecuado mantenimiento, así como una correcta formación de los empleados para el uso de las instalaciones son algunas de las medidas que promueven desde CEOS-CEPYME Huesca y la Asociación Empresarial de Electrotecnia.

Se trata de inversiones importantes y necesarias, ya que permitirán conseguir una mayor eficiencia energética y el consiguiente ahorro de costes para las empresas.

Además, la elección de una tarifa adecuada a las necesidades de la actividad empresarial es otro factor determinante a la hora de reducir el gasto energético y mejorar la competitividad. La puesta en marcha de este tipo de medidas podría suponer hasta un 20% de ahorro energético.

Desde la Confederación Empresarial de la provincia de Huesca defienden la necesidad de impulsar una reforma del mercado eléctrico que asegure un suministro de calidad, al menor coste posible y con el menor impacto medioambiental. Para ello apuestan por promover un mix energético diversificado y equilibrado acorde a las necesidades y desarrollar de forma eficiente las energías renovables.

Para facilitar el trabajo la Asociación Empresarial de Electrotecnia y CEOS-CEPYME Huesca asesorarán a las empresas que lo soliciten en materia de eficiencia energética. Así mismo, se van a distribuir varias circulares con objeto de informar sobre las diferentes medidas de ahorro que se pueden aplicar.

Así mismo, se recuerda la existencia de un Bono Social, del que se pueden beneficiar aquellos colectivos más vulnerables, a los que el incremento de las tarifas de la luz no afecta. En España, de los cinco millones de personas que se podrían acoger a esta ayuda, hasta el momento sólo lo han hecho tres millones.