Cartas al Director: Compromiso con el Hospital de Jaca

Joaquín Palacín Eltoro

Candidato nº 1 de CHA a Cortes de Aragón

Chunta Aragonesista ha venido denunciando desde la inclusión del Hospital de Jaca en la red de Centros de Alta Resolución la inoperatividad de este modelo de gestión. Un modelo que no satisface a nadie: ni a profesionales, ni a usuarios, que no cumple las expectativas generadas, que carece de los recursos materiales y diagnósticos básicos para cubrir las necesidades de comarcas como La Jacetania y Alto Gállego con una población flotante muy importante.

Lejos de convertirse en un Centro Hospitalario de referencia, como debería ser por su privilegiada ubicación al pie de los Pirineos y en el entorno de las estaciones de esquí, el Hospital de Jaca se ha ido transformando en una simple Policlínica médica, intentando salvar como sea su precaria imagen y poniendo en evidencia sus múltiples carencias. Esta situación genera desconfianza en los usuarios, pese a la entrega y vocación de los trabajadores que suplen con su profesionalidad las carencias y los incumplimientos del Gobierno de Aragón.

Desde Chunta Aragonesista se ha pedido en múltiples ocasiones la disolución de este Consorcio de Alta Resolución y la unificación de todos los centros hospitalarios bajo una única figura sanitaria, laboral y profesional, que iguale los derechos y deberes de toda la plantilla y que no discrimine a unos frente a otros según sea su pertenencia a uno u otro sistema. Este tipo de discrecionalidad laboral y profesional adquiere un mayor calado cuando se trata de equiparar la ausencia de “movilidad profesional” –que reclaman los trabajadores del Centro hospitalario jaqués-, más aún cuando existe un compromiso firme por parte del Departamento de Salud de asumir el acuerdo adoptado por ambas partes con el Comité de Empresa del citado Hospital. Este incumplimiento de compromisos revela la falta de voluntad política por parte del Gobierno de Aragón de dar una solución eficaz y definitiva que satisfaga a todas las partes en litigio y, por otro lado pone también de manifiesto la ausencia de una directriz general, en cuanto a la gestión de estos fracasados Centros, mal llamados de “Alta Resolución”.

El escaso apoyo que el centro hospitalario jaqués recibe por parte de la administración, queda claramente reflejado en la reducción –a cifras simbólicas- de su actividad quirúrgica, ya que se han dejado de realizar intervenciones que antes suponían una descarga para las listas de espera de otros centros sanitarios limitándose en la actualidad a la realización de cirugía menor o ambulatoria.

El Hospital de Jaca se ha convertido en la “patata caliente” que nadie quiere, que se pasa de unos a otros sin ningún ánimo de dar solución definitiva. Desde su puesta en funcionamiento ha constituido un problema para los gestores. Ni en su día el PP, ni actualmente el PSOE-PAR han dado muestras de querer buscar una solución satisfactoria, que garantice la consolidación de los trabajadores y la ampliación de la cartera asistencial a los pacientes. El Hospital de Jaca se convierte en “arma electoral” cada cuatro años para languidecer durante otro nuevo periodo una vez cumplida la cita con las urnas.

Por todo ello desde Chunta Aragonesista seguimos apostando por la total inclusión del Hospital de Jaca en el SALUD, provocando indefectiblemente la disolución de la figura de “Alta Resolución”: