Tres detenidos por un presunto delito de robo de vehículo

La Unidad Provincial de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Huesca identificaba este martes en la N-II, término municipal de Fraga, un turismo con tres ocupantes en su interior, que intentaba escapar del control que los agentes habían establecido. Tras ello fueron interceptados por una patrulla que se encontraba en la zona.

Todo ocurría cuando los agentes se encontraban en un punto de verificación de personas y vehículos, de los que periódicamente se realizan a lo largo de la provincia para la prevención del tráfico de drogas y con objeto de mantener la Seguridad Ciudadana.

Al solicitar datos del vehículo y de los ocupantes del mismo, resultó que el vehículo se encontraba sustraído desde el día 15 de diciembre en Barcelona. De los ocupantes del turismo, uno de ellos entregó documentación falsa y los otros dos al no llevar documentación dieron una identidad falsa. Realizadas gestiones a través de las huellas digitales se pudo determinar que todos ellos tenían antecedentes.

Por este motivo la Unidad Provincial de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil procedió a la detención de A.F.O.M, de 25 años de edad, natural de Chile y vecino de Badalona (Barcelona), J.H.M., de 20 años de edad, natural de Argentina y vecino de Badalona (Barcelona), y M.D.V.V., de 28 años de edad, natural de Chile y vecino de Barcelona. Las diligencias, detenidos y el vehículo intervenido serán puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de los de Fraga (Huesca).

En ese mismo control, los agentes dieron el alto a un vehículo con tres individuos en su interior que mostraron una actitud nerviosa ante la presencia de los agentes, por lo que se procedió a realizar un registro del vehículo, siendo localizados en el interior varios teléfonos móviles de cuarta generación que carecían de documentación que pudiera acreditar su procedencia, sospechando que pudieran ser imitaciones.

La Unidad de Seguridad Ciudadana contactó con un distribuidor de telefonía, corroborando que se trataban de imitaciones que exteriormente eran muy parecidos a los originales, pero que únicamente pueden ser utilizados para realizar llamadas y recibirlas, no conteniendo las otras aplicaciones que tienen los originales, y siendo las baterías de otra marca a la del teléfono, motivo por el cual se procedió a intervenir los aparatos y accesorios localizados y a formular la correspondiente denuncia a la delegación de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria de Huesca.

Material intervenido:

- 16 teléfonos móviles falsificados de cuarta generación

- 19 cables USB para los teléfonos

- 24 auriculares para teléfono móvil

- 26 baterías para teléfono móvil

- 13 fundas con el logotipo de la marca del teléfono.

- 16 adaptadores para corriente de los teléfonos móviles