Se comienza a trabajar en la organización de la ordenación del Obispo de Huesca, Julián Ruiz

El Obispado de Huesca, dividido en diversas comisiones, ya ha comenzado a trabajar en lo que será la ceremonia de ordenación del nuevo Obispo de la diócesis, Julián Ruiz. Tendrá lugar el sábado 5 de marzo, a las 11 de la mañana en la Catedral de Huesca. Se ha creado una comisión de Medios de Comunicación, otra de Protocolo y otra más de Liturgia. Al igual que ocurrió hace 7 años, cuando se ordenó a Jesús Sanz, será una larga ceremonia en la que, a la liturgia, se unirá el rito de la ordenación y la introducción en la cátedra del nuevo Obispo.

Falta todavía la confirmación de muchos de los asistentes, aunque se prevé que serán muchos los sacerdotes que participarán. En primer lugar porque el nuevo prelado es zaragozano, y conocido por muchos curas de Zaragoza, y en segundo lugar, porque ha sido profesor de muchos de los sacerdotes hoy en día de Aragón. Así pues, se espera que participen en la ceremonia más de 250 religiosos.

En principio, parece que el Ordenante principal será el Arzobispo Metropolitano de Zaragoza, Manuel Ureña, y es posible que los ordenantes secundarios sean el Nuncio Apostólico en España, Renzo Fratini, y el Cardenal Cañizares, Prefecto de la Congregación del Culto Divino y de la Disciplina de los Sacramentos. Es de suponer que acudirán a Huesca, al menos, una veintena de obispos, aunque todavía no se sabe con certeza, porque hay que enviar una invitación a todos los obispos de España.

Queda todavía por decidir a qué hora de la mañana se abrirán las puertas de la Catedral y en qué consistirá la parte musical de la ceremonia. Hay que editar los libretos que se entregarán en la seo oscenses para seguir el acto, y que serán unos 1.500, y se debe decidir aún de dónde partirán las procesiones con todos los obispos concelebrantes, consagrantes y el resto de sacerdotes y religiosos.

El domingo 6, a las 5 de la tarde, Julián Ruiz comenzará su ministerio episcopal en la Diócesis de Jaca.