Metalogenia, que iniciará su instalación en Monzón en pocas semanas, se promociona en EEUU e India

La empresa especialista en la fabricación de dientes, portadientes, elementos de anclaje y protectores para maquinaria de movimiento de tierras, Metalogenia (MTG) va acudir en los próximos meses a ferias internacionales de Estados Unidos e India. La firma catalana tiene previsto iniciar en breve su instalación en Monzón en el polígono industrial de “La Armentera”, de hecho está negociando con constructoras la adjudicación de las obras.

En concreto, Metalogenia acudirá a ferias internacionales dirigidas al mercado de la minería y la construcción: AED en Orlando (EEUU) 27 y 28 de enero, BC Bombai (India) del 8 al 11 de febrero, SME en Denver (EEUU) del 27 de febrero al 2 de marzo, CONEXPO en Las Vegas (EEUU) del 22 al 26 de marzo y SMOPYC Zaragoza 5 al 9 de abril.

MTG es, hoy en día, una de las empresas líderes europeas con, cada vez mayor presencia internacional con una expansión dirigida a nuevos mercados geográficos y que amplía su área de negocio en el sector de la minería.

Tras los retrasos acumulados por la crisis, se espera que Metalogenia inicie próximamente su instalación en Monzón con la idea de en un par de años haber creado 160 puestos de trabajo.

Metalogenia es una de las empresas que se benefician de la convocatoria de ayudas a la Reindustrialización del Ministerio de Industria. Tras un año y medio, de descenso en la facturación, que propiciaba que se retrasaran los planes de expansión, todo apunta a que en enero se iniciará la construcción de las naves en una parcela de 15.000 metros.

Los datos de la empresa eran los siguientes: inversión prevista de 37 millones y medio de euros que se dividen en 4,4 millones para la acería, 15,1 millones para el moldeo, seis millones para acabados y 12 millones para terrenos y obra civil.

El objetivo primordial de Metalogenia es duplicar su actual capacidad productiva, ya que las perspectivas del mercado, basadas en sus patentes y procesos innovadores hacen que la demanda en los próximos años crezca de una manera sustancial, además la empresa ha desarrollado sofisticadas aplicaciones para nuevas líneas de negocio como la minería y dragado marino que no podrían abarcar con la actual producción en Premiá.

El proyecto contempla la construcción de la nueva fundición en Monzón en una superficie de 40.000 metros cuadrados, donde se concentrarían las secciones de acabado y el almacén de producto terminado.

De la producción actual, sólo un 5 por ciento, se destina a la minería ya que las actuales instalaciones en Premiá no lo permiten, por eso es vital la instalación en Monzón.

La empresa iniciaba su actividad en 1957 y gracias a su especialización y desarrollo tecnológico le ha permitido colarse entre las mejores de su campo.