La Plataforma contra la Autopista Eléctrica califica de “desvergüenza” la actitud de REESA

Plataforma Unitaria contra la Autopista Eléctrica

Para la Plataforma Unitaria contra la Autopista Eléctrica, es de “absoluta desvergüenza y desprecio al estado de derecho” que el trazado propuesto, como de menor impacto, por Red Eléctrica de España, suponga, como ya imaginaban desde la Plataforma, reeditar, el antiguo proyecto Graus-Sallente y aprovechar, para ello, todas las torres de alta tensión Aragón-Cazaril (entre Peñalba y Capella), todavía en pie.

Eduardo Pueyo, miembro de la Plataforma, señalaba que esta opción afecta, principalmente, a las comarcas de Ribagorza y Cinca Medio, y recordaba que se van a reutilizar unas pilonas que, para Red Eléctrica, han tenido coste cero, puesto que, el Gobierno Francés les indemnizó cuando se desestimó llevar a cabo, en la vertiente francesa, el proyecto de la Aragón-Cazaril.

Desde la Plataforma van a comenzar a desarrollar acciones en tres líneas: un calendario de charlas, en las poblaciones afectadas, donde explicar las afecciones medioambientales que va a suponer, la autopista eléctrica, en los municipios afectados, por otro lado, presentar alegaciones como sociedad civil y, por último, seguir luchando por el derribo de las pilonas que indicaba, cuando menos, son “alegales”.

Pueyo, indicaba que este es el tercer intento de REESA por recuperar este trazado y, en cuanto a ser, según la empresa el de menor impacto ambiental, recordaba que el pasillo afecta, entre otras, a las sierras de la Carrodilla y Llaguarres además de las afecciones a la salud.

Acerca de las palabras de Arturo Aliaga, desde la Plataforma señalan que ya se lo temían y que la actitud del consejero “es difícil de entender”, puesto que, así se sitúa al margen de las Cortes, de la democracia y de las diferentes resoluciones que ha habido en una postura “difícil de entender”.

En cuanto, a la postura a favor de la línea de alta tensión, mostrada por algunos alcaldes, Pueyo, las achacaba al desconocimiento del proyecto y ponía, como ejemplo, el AVE que si sólo cruza, por un término municipal, y no para, no supone ningún beneficio.

Eduardo Pueyo, indicaba que este es el tercer intento de REESA por recuperar este trazado y, en cuanto a ser, según la empresa el de menor impacto ambiental, recordaba que el pasillo afecta, entre otras, a las sierras de la Carrodilla y Llaguarres además de las afecciones a la salud.