Rechazo y resignación ante el anteproyecto de REESA en la Ribagorza

Red Eléctrica de España se reunía, este lunes, con algunos de los alcaldes ribagorzanos de las poblaciones por las que podría pasar la línea de alta tensión de Peñalba – Monzón – Isona. En esta reunión, se les exponía que, el pasillo de menor impacto ambiental para realizar esta línea contemplaba el uso de las antiguas pilonas de la Aragón – Cazaril que afecta a los municipios de Lascuarre, Capella, Graus, Monesma y Cajigar y Puente de Montañana. A pesar de que no hay una única opinión por parte de los alcaldes, en lo que sí que coinciden todos es en que habrá que esperar a que salga el anteproyecto para estudiarlo detenidamente y presentar las alegaciones que se consideren pertinentes.

La alcaldesa de Graus, Mª Victoria Celaya, mostraba, tras la reunión, su rechazo a la opción elegida por REESA y afirmaba que, cuando salga el anteproyecto a exposición, pública se estudiará de forma meticulosa para presentar las alegaciones oportunas.

A principios de Marzo está previsto que, el anteproyecto salga a exposición pública, y será el momento en el que se puedan plantear las alegaciones a la línea de alta tensión. Los ediles afectados estudiarán si realizar alegaciones de manera particular o bien realizar una conjunta, cuestión que se estudiará en una próxima reunión.

Ángela Sarriera, alcaldesa de Capella, defendía el rechazo a este trazado, por parte del ayuntamiento local, recordando que se va a tomar la misma postura que en el anterior proyecto ya desestimado y recalcando que, en lo que se refiere a su municipio, este trazado pasaría por zonas naturales protegidas.

El alcalde de Puente de Montañana, Ricargo Armengol, mostraba su más sincero rechazo declarando que siempre son las mismas zonas las castigadas y recordaba que, por ejemplo, el río Noguera – Ribagorzana es el más explotado, a nivel nacional, y que lo que hay que hacer es buscar soluciones que no afecten ni a núcleos ni a conjuntos histórico artísticos como ocurre en este caso.

Por su parte, el alcalde de Lascuarre, José Luis Llorte, explicaba que, en estos momentos, lo que necesitan es más información para conocer las ventajas e inconvenientes de este trazado aunque apuntaba a que, a pesar de que se tenga una opinión personal, en este caso, la decisión de las instituciones provinciales y autonómicas será decisiva.

En esta misma línea explicaba su opinión Antonio Laceras, alcalde de Monesma y Cajigar, quien reconocía que si GA y DPH apoyaban este trazado, a los ayuntamientos son les quedaría otra que aceptarlo.