El líder de la LEB-Oro visita al Peñas en su peor momento

No llega en el mejor momento el partido de este viernes para el Peñas que recibe a las 21.00 horas en el Palacio Municipal de los Deportes al Obradoiro, líder de la liga LEB-Oro, con solo dos derrotas en toda la campaña, mientras que los oscenses se encuentran inmersos en una racha negativa de ocho derrotas consecutivas. Una de las novedades es la incorporación de "cheer leaders" para animar el partido.

Ha vuelto a ser una semana movida en el seno peñista, con la baja de Zach Atkinson y la lesión del capitán, Chus Aranda, que con una sobrecarga muscular en el abductor de la pierna derecha se perderá el choque ante los gallegos, aunque finalmente no tendrá que estar tanto tiempo de baja como se presumía en un principio.

El rival, el Obradoiro, llega a Huesca como el mejor equipo de lo que llevamos de competición con un conjunto de gran calidad en todas sus líneas, tanto en el juego interior como en el exterior. La relajación, por enfrentarse a un rival inferior, y pensar en la final de la Copa del Príncipe de la próxima semana pueden jugar en contra de los gallegos que no quieren relajarse ya que Murcia le pisa los talones en la clasificación.

Ángel Navarro, entrenador del C.B. Peñas, define a los gallegos como un equipo compensado, caracterizado por un potente juego interior y un gran acierto exterior cuando las defensas se cierran sobre sus pivots. Controlan el rebote y juegan a un ritmo lento.

La plantilla es consciente de la dificultad que tiene el partido pero se muestran con esperanza de poder dar la sorpresa y van a salir a por todas desde el primer minuto ya que el Obradoiro es un equipo complicado al que remontar.

La directiva oscense sigue buscando un pívot para completar la plantilla, se están realizando diversas gestiones y hay conversaciones con varios jugadores. El objetivo es que sea un jugador experimentado y que pueda aportar desde el primer día que se inorpore.