Aragón ratifica su compromiso con el empleo entre el colectivo de discapacitados

El consejero de Economía, Alberto Larraz, ha destacado la apuesta por la modernización de las administraciones públicas que supone la puesta en marcha del Servicio de Digitalización y Tratamiento electrónico de los expedientes de prestaciones por desempleo del Servicio Público de Empleo Estatal que va a llevar a cabo la Fundación DFA a través de su Centro de Gestión Documental. Esta iniciativa, según el responsable económico del Ejecutivo, es un paso adelante en el proceso de diversificación de la Comunidad Autónoma. La digitalización de los expedientes se llevará a cabo no sólo en el centro que Disminuidos Físicos tiene en la capital aragonesa sino que también se ejecutará en Monzón y el Parque Tecnológico Walqa.

El Servicio Público de Empleo Estatal adjudicó a finales del pasado año, por importe de 7,8 millones de euros, la digitalización de sus expedientes de prestaciones por desempleo, un total de 17 millones de unidades, a la Unión Temporal de Empresas formada por Informática El Corte Inglés y Accenture, con un plazo de ejecución de 18 meses. A su vez, ambas compañías han alcanzado un acuerdo de colaboración con la Fundación DFA para que sus centros especiales de empleo puedan acometer este proyecto.

En línea con el proyecto de digitalización de los expedientes de la Seguridad Social, que también se realiza en el Parque Tecnológico Walqa, Aragón es una vez más la Comunidad elegida para poner en marcha esta iniciativa.

Esta apuesta por la modernización de los servicios públicos de empleo viene acompañada por el fomento del empleo entre el colectivo de personas con discapacidad. En este sentido, se han impulsado la creación de un centenar de puestos de trabajo y la consolidación de otros 70 que serán ocupados por personas con discapacidad física. Se refuerza así también la apuesta del Gobierno de Aragón por el mantenimiento y promoción del empleo entre el colectivo de personas con discapacidad física, que se tradujo en el presupuesto que el Departamento de Economía, Hacienda y Empleo, a través del Instituto Aragonés de Empleo, destinó en 2010 a atender nuevos proyectos de inversión y creación de nuevos centros, unidades de apoyo a la actividad en estos centros, así como a subvencionar el 75% del coste salarial de todos los trabajadores con discapacidad, y que ascendió a más de 11.000.000 euros.