Marca turística

José Luis Rodrigo

Huesca fue de las primeras en tener marca (Pirineos y Magia) y en los últimos años se ha dispersado el mensaje. En estos puntos de vista llevo varios años dejando esta pregunta en el aire ¿Para cuándo una política de promoción conjunta en el Altoaragón?. Hay que vender una marca y luego, con el cliente en el territorio, saber vender los subproductos.

La mayor parte de los sectores turísticos de España están agrupando sus promociones con una marca, un único mensaje, y la integración de recursos.

Ayuntamientos, comarcas, Diputaciones, DGA, empresas, asociaciones... han entrado en una “competicion estéril” en estos años, con una larga lista de mini-marcas que, cuando se va a FITUR, queda claro que no son útiles. Estas marcas están bien para el turista de proximidad, del propio territorio y para cuando ya ha llegado el madrileño, andaluz, francés o alemán

Aquí en Huesca seguimos dispersos. El Altoaragón, por su producto, mensaje y territorio debería tener un plan único. Cada iniciativa que nace no puede montar su plan individual ya que no llegará muy lejos. Fundesa, Prodesa, Cámara de Comercio, CEOS, DPH, DGA, Comarcas, ayuntamientos, Pyrenair, Aramón, Asociaciones turísticas de cada valle, Turismo Activo, Planes de Dinamización, Palacios de Congresos… tienen su plan individual.

Crear un marca, territorio turístico, promocionar, captar empresas… es fruto de una combinación que requiere un acertado cóctel de ingredientes. En Huesca hay productos que ya están bien definidos, por lo que sería bueno utilizar aquello de "la unión hace la fuerza". Tenemos la marca, tenemos el producto…

Digo esto porque, ir cada uno por su cuenta –como ahora-, no sirve de nada.

Comentarios