Monzón apuesta por las placas solares en los edificios públicos

La mesa técnica formada para resolver el concurso público de la cesión de uso de las cubiertas de varios edificios municipales para instalar placas solares fotovoltaicas elegía como mejor propuesta la de la empresa Electrobin. La Comisión de Urbanismo informaba favorablemente el dictamen y la adjudicación se hará efectiva por Decreto de Alcaldía. Entre trámites y obras, la ejecución del proyecto se prolongará durante año y medio.

El listado de edificios cuyos tejados albergarán placas fotovoltaicas: los dos polideportivos, los colegios públicos “Aragón”, “Joaquín Costa” y “La Alegría”, el matadero, la estación de autobuses, el Espacio Joven, la nave de la Brigada, las pistas de tenis y las piscinas municipales.

Se establece un máximo de 20 kw de potencia en cada localización. El pliego establecía este listón porque por encima de él se pierden subvenciones y primas administrativas, además de que resulta más sencillo el trámite del enganche a la red general. El plazo de la concesión es de 25 años.

El pliego señalaba como canon “un tanto por ciento de la electricidad vendida”. La empresa adjudicataria pujó con el 8 por ciento.

Una cláusula premiaba el compromiso del concursante de sustituir reactancias ferromagnéticas del alumbrado público por electrónicas en una sola actuación (esto supone menor consumo eléctrico de la luminarias y un buen ahorro para el Ayuntamiento). Es decir: más puntos para quien ofertase la modernización de un mayor número de farolas. Electrobin se ha comprometido a suministrar 258 reactancias electrónicas, cuyo presupuesto supera los 85.000 euros. Por otro lado, la mesa apreció que el proyecto de esta empresa es “el de menor impacto visual”.

Cabe recordar que cada kWh generado con energía solar fotovoltaica evita la emisión a la atmósfera de aproximadamente un kg de CO2. En el caso de la iniciativa municipal, el ahorro anual en emisiones de CO2 al medio ambiente será de más de 25 toneladas al año por cada instalación de 20 kW (en total: 335 toneladas). Los 14 emplazamientos suman 258 kW.

El concejal de Medio Ambiente, Miguel Aso, valoraba el dato de las 335 toneladas de CO2 que anualmente dejarán de salir a la atmósfera, la mejora del alumbrado público, el cobro del canon y, por otro lado, la creación de trabajo (o consolidación de plantilla) que conlleva el contrato. Cabe añadir que los particulares y la entidades pueden participar en la explotación de las placas solares con una fórmula similar a la de un accionariado (el pliego deja abierta esta vía de acuerdo con la empresa).

Comentarios