Detenido un joven tras huir de un control policial por las calles de Huesca

La Policía Local de Huesca, dentro de los controles de alcoholemia que establece cada fin de semana, detenía a tres conductores, dos en estado ebrio y uno por conducción temeraria. En este último caso, se producía una persecución por las calles de Huesca, ante la huída del conductor, que terminaba en el camino de Huerrios al ser interceptado el vehículo. El joven, al que le fueron incautadas sustancias estupefacientes, ha sido puesto a disposición judicial.

Este pasado domingo, agentes de la Policía Local detenían a un joven de 23 años de edad, acusado de conducción temeraria y desobediencia a los agentes de la autoridad. Los hechos se iniciaban en la confluencia de las avenidas de la Paz y Santo Cristo de los Milagros, cuando el conductor circuló a gran velocidad en sentido prohibido por Santo Cristo de los Milagros para después continuar por varias calles su huida de los agentes, haciendo caso omiso a las señales luminosas de los vehículos policiales, y continuando a gran velocidad hasta el barrio pedáneo de Huerrios, donde en el interior de un campo de olivos fue interceptado. Los agentes iniciaron las correspondientes diligencias judiciales, realizando un acta de incautación de sustancias estupefacientes y procediendo al precinto del vehículo en el depósito municipal.

Por otra parte, en la madrugada del sábado, miembros de la Policía Local de Huesca detenían a un conductor de 31 años de edad, después de realizar una conducción irregular por la Avda. de Martínez de Velasco. Una vez realizadas las correspondientes pruebas de alcoholemia el etilómetro arrojaba un resultado de 0.87 mlg. de alcohol por litro de aire espirado, más de tres veces lo permitido.

Posteriormente, era detenido otro conductor de 38 años, cuando circulaba por el Coso Alto con un índice de 0.68 mlg. de alcohol por litro de aire espirado, realizando los agentes las correspondientes diligencias judiciales y el precinto a disposición judicial del vehículo.

Así mismo, durante el fin de semana, la Policía Local de Huesca realizaba diversos controles de alcoholemia y documentación por el casco urbano, iniciándose expedientes sancionadores a dos conductores de vehículos a motor, al arrojar unos niveles de alcoholemia en las pruebas que se practicaron que oscilaban entre 0.56 y 0.57 mlg, de alcohol por litro de aire espirado. Sanciones calificadas de Muy Graves que llevan aparejadas la detracción de seis puntos en las correspondientes autorizaciones administrativas.