El Subdirector del Instituto Aragonés del Agua destaca el apoyo social al Plan Pirineos

La campaña “Aguas del Pirineo, aguas con calidad” llegaba a Jaca con una charla informativa sobre las buenas prácticas en el uso del agua. El salón de actos de la Casa de la cultura de Jaca se llenaba de público. El director del Instituto Aragonés del Agua, Carlos Cuchi, destacaba el apoyo social que está teniendo el Plan Pirineos de depuración de las aguas. Se van a construir 296 depuradoras en el Pirineo aragonés, con una inversión de 360 millones de euros.

Carlos Cuchí ha indicado que los trámites administrativos avanzan adecuadamente para el desarrollo del Plan Pirineos. Se están recibiendo los proyectos de construcción y se están localizando parcelas para la ubicación de las depuradoras en los 296 núcleos de Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe y Ribagorza.

Las obras para depurar el 100% de las aguas residuales pirenaicas las ejecutará el Instituto Aragonés del Agua, mediante un convenio con el Ministerio de Medio Ambiente, ya que son obras de interés general. En total, se beneficiarán 296 núcleos, que suman 19.592 habitantes, en las comarcas de La Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe y Ribagorza. Aunque las depuradoras irán entrando en funcionamiento de forma escalonada, según las características de cada núcleo, en dos años se prevé que estén todas concluidas.

Las obras se van a financiar por el sistema de concesión administrativa. Es decir las empresas corren con la financiación de las obras y posteriormente se encargarán de la explotación de las depuradoras durante 20 años. Se calcula que entre la construcción y explotación de las depuradoras se crearán 7.000 puestos de trabajo.

La campaña “Aguas del Pirineo, aguas con calidad” pretende concienciar a los ciudadanos del uso razonable del agua. Carlos Cuchí indicaba en la charla impartida en Jaca que “estas obras van a poner los nuevos raíles del desarrollo de calidad del siglo XXI en el Pirineo”.