Aragón y País Vasco abren líneas de colaboración en el Programa de atención a pacientes crónicos

Dependencia rehabilitación

Intercambiar proyectos y evaluaciones de sus respectivos planes es el objetivo del protocolo que han suscrito los Gobiernos de Aragón y País Vasco en el marco de una cooperación entre comunidades autónomas que permite optimizar los recursos y los programas, en este caso en materia sanitaria.

El protocolo firmado por ambas comunidades hace referencia no sólo al apoyo asistencial a pacientes sino también a sus familias además de recoger el intercambio de proyectos y evaluaciones, así como de herramientas clínicas y tecnológicas específicas para la gestión de este tipo de programas.

También han acordado la difusión conjunta de los proyectos y sus actividades para lo cual se crearán grupos de trabajo para el desarrollo de áreas específicas. Los miembros de estos grupos serán los coordinadores de las iniciativas conjuntas de ambos departamentos de Salud.

El programa se consolida en Aragón

Desde la puesta en marcha del programa en el año 2005, el Gobierno de Aragón ha incrementado los recursos materiales y humanos. Hace cinco años había 190 camas en la Comunidad para la atención de estos pacientes y a día de hoy se cuenta con 439, cifra que en los próximos meses, con la finalización de la reforma del Hospital Nuestra Señora de Gracia, pasará hasta las 472.

Desde la puesta en marcha del programa se han implantado en los ocho sectores sanitarios de Aragón la figura de la enfermera de enlace mientras que los equipos de Atención Primaria han hecho una búsqueda activa de pacientes incorporando a su cartera de servicios la valoración de los casos detectados y el establecimiento de un plan de cuidados así como el seguimiento del proceso.

En 2009 se atendieron 1.750 personas y se realizaron 6.900 visitas a domicilio y 5.800 atenciones telefónicas. Un servicio que el 75% de los casos que atiende es de personas mayores de 80 años.

El programa también ha permitido la creación en cada Hospital General de Aragón de la Unidad de Valoración Sociosanitaria para la detección precoz de pacientes de riesgo y la valoración de dependientes. La rehabilitación es otro recurso que se ha incrementando para el tratamiento de crónicos: en la Comunidad hay ahora 35 salas habilitadas para éste área.