El proyecto oscense de Telegestión recibe reconocimiento nacional

La capital oscense cuenta con uno de los tres proyectos de la provincia de Huesca, junto a Barbastro y Albalate de Cinca, que forman parte del Catálogo de Buenas Prácticas Municipales y Autonómicas, que recoge iniciativas de gobiernos socialistas para la solución de los problemas de la ciudadanía y para ofrecer servicios que mejoren su calidad de vida. Concretamente, el de Huesca destaca por la telegestión de servicios municipales en el suministro de agua, luz y energía.

El proyecto de telegestión de Huesca se basa en un único sistema centralizado y gestionado por personal del Ayuntamiento desde el que se controla y se detectan posibles averías en todo el proceso de suministro de agua a la ciudad, el sistema de alumbrado de las calles y los diversos sistemas de climatización/calefacción de edificios municipales y colegios. De esta forma, se optimiza la gestión de los recursos y se ahorra en su consumo.

Luis Felipe, alcalde de la ciudad, subraya que los oscenses son “los primeros beneficiarios de un proyecto que no sólo garantiza servicios básicos a la población sino que además incorpora las nuevas tecnologías y optimiza el consumo energético y, por tanto, supone un ahorro económico, algo que lo convierte en un proyecto sostenible”.

EL PROYECTO

El proyecto de telegestión de Huesca tiene tres áreas de actuación: suministro de agua, donde se asegura la máxima calidad y disponibilidad; el suministro de iluminación, y la optimización del consumo energético en edificios municipales y colegios de la ciudad. En los tres casos, el sistema permite la detección proactiva de fugas o averías y, por tanto, un ahorro considerable de agua, luz y energía, a la par que se minimizan los costes de reparación.

Los tres sistemas están controlados por multitud de dispositivos “inteligentes” (autómatas) extendidos por las diferentes redes, coordinados desde un ordenador central desde el que se controlan diferentes elementos (válvulas de aguas, caudalímetros, condensadores eléctricos, sistemas de calefacción,…). Las alarmas se envían vía SMS a los responsables de los servicios tan pronto se producen.