Empresas altoaragonesas muestran interés por la Comercialización y Sanidad Agroalimentaria en Barbastro

conferencia público charla

El principal motivo de la Jornada Agroalimentaria ha sido proporcionar información y experiencias útiles a los pequeños productores procedentes de las comarcas de Somontano, Ribagorza, Sobrarbe, Hoya de Huesca, La Litera, Cinca Medio y Bajo Cinca.

Alberto Alcolea, Jefe del Servicio de Salud Alimentaria y Ambiental del Gobierno de Aragón, realizaba un repaso a la legislación europea, estatal y autonómica reguladora de la producción de alimentos para las personas, y manifestó el interés de su Departamento en desarrollar reglamentos que se adecuen a las características especiales de los productos autóctonos y de calidad.

Cuarenta y cinco personas se inscribían en su mayor parte titulares de pequeñas empresas altoaragonesas de agroalimentación de los sectores de los frutos secos, helados, quesos, frutas y hortalizas, aceite, pan, dulces y miel.

David Pagés, técnico de la Misión Agroalimentaria de los Pirineos, plasmaba una exposición de experiencias empresariales de España y Francia que vendían una parte de sus productos en su propia explotación o a través de la venta directa en ferias y mercados.

La Jornada forma parte de las acciones previstas en el proyecto “Cooperación Agroalimentaria y Agroturística Pirenaica. CAAP 2”. Es un proyecto de cooperación transfronteriza Poctefa, que tiene por objeto asesorar a emprendedores agroalimentarios para el desarrollo de sus ideas de negocio en el ámbito de la producción alimentos e impulsar sus vínculos con el turismo en el territorio contando con la financiación europea.

El proyecto CAAP 2 tiene siete socios, por parte de Aragón las comarcas de Somontano, Ribagorza, Sobrarbe, Hoya de Huesca, La Litera, Alto Gállego y Jacetania. Por parte de Francia, el socio es la C.A.C.G. (Compagnie d’Aménagement des Coteaux de Gascogne), una sociedad de economía mixta de Desarrollo Regional que interviene principalmente en nombre de las Regiones Midi-Pyrénees y Aquitaine. En el proyecto, esta entidad asume la labor de asistencia técnica a través de la creación de una red transfronteriza de asesores.

En cuanto a la comercialización, los márgenes comerciales de los productos agroalimentarios son menores cuando la cadena de distribución aumenta de eslabones y cuanto más lejos se envía el producto. Los circuitos cortos permiten que los productores hagan la venta directamente, lo que es muy deseable si la producción no es muy grande, como suele ser el caso en explotaciones familiares.