Balance positivo de las estaciones de esquí alpino tras la primera parte de la temporada

Nieve Sol Panticosa Eestación Invierno Esquí

Vamos a entrar en la segunda parte de la temporada invernal para las estaciones de esquí del Pirineo aragonés. Los responsables de los centros invernales de esquí alpino hacen una valoración positiva de este primer periodo, donde la afluencia de esquiadores ha sido buena. La situación de los centros de esquí de fondo, debido a la falta de nieve que hemos tenido en el mes de enero en cotas bajas, ha sido más complicada.

A finales de noviembre comenzaba la temporada de esquí para las estaciones. El puente de la Inmaculada y Constitución,, a pesar de la lluvia de la segunda parte se pudo salvar. Las Navidades en general terminaron con un balance positivo. En el mes de enero el tiempo ha acompañado, en la parte final las temperaturas han sido muy bajas y se ha podido fabricar nieve artificial. El mes termina con el fin de semana de San Valero, que ha dejado una importante capa de nieve en las estaciones.

Desde el valle del Aragón, se hace una valoración positiva de esta primera parte de la temporada. Andrés Pita, director comercial de Astún, ha manifestado que la temporada de momento va por los cauces adecuados.

En el valle de Tena la primera parte de esta temporada también ha sido buena. Roberto Morales director de Panticosa ha hecho constar que la nieve caída en las últimas horas ha servido, para poder ver el mes de febrero de forma más optimista.

En la parte oriental de la provincial, desde la Ribagorza, Gaby Mur director de Cerler, ha señalado, que tras una buena Navidad, en el mes de enero el tiempo ha acompañado, ha hecho frío y se ha podido hacer nieve artificial.

La nieve de los últimos días ha servido para reactivar la temporada de esquí de fondo, ya que el mes de enero ha sido bastante complicado para los siete espacios nórdicos de la provincia de Huesca.

Entramos en el mes de febrero que servirá para dictaminar, en gran parte. el resultado final de la temporada. Febrero se caracteriza por la gran cantidad de grupos que acuden a los centros invernales, que culminarán con el Carnaval.