CSIF considera “lamentable” la negociación entre sindicatos, empresarios y Gobierno

El sindicato CSI·F ha denunciado “el lamentable espectáculo protagonizado por CCOO, UGT, empresarios y Gobierno en su parodia de negociación de la jubilación de los españoles de a pie”, los que, consideran, “no se beneficiaron en su día de jubilaciones anticipadas en condiciones privilegiadas y pagadas con dinero público”.

Por ello, desde CSI·F consideran que debería tenerse en cuenta que hay profesiones que no se pueden ejercer a partir de cierta edad, que se tendría que incentivar la prolongación voluntaria de la edad laboral, que se tendrían que prohibir las prejubilaciones con cincuenta y pocos años, y que se tendría que potenciar la jubilación parcial (que no anticipada), compaginándola con contratos en prácticas para jóvenes.

Y, sobre todo, piden que se valore el tiempo de cotización. Proponene que, a partir de un determinado número de años cotizados (30-35 años), tiene que ser posible la jubilación con los condicionantes que se establezcan. Y a partir de un determinado número de años cotizados (35-38), tiene que ser factible la jubilación voluntaria sin pérdida de derechos.

Desde esta formación apuntan que, “en un momento tan crucial” no se ha contado “con el sentir de los trabajadores, en general, y, muy en especial, de los empleados públicos, prácticamente ignorados en todo el presente debate”. Y señalan que ni CCOO, ni UGT ni Gobierno “han tenido a bien contemplar las peculiaridades de un colectivo tan importante, que ya está siendo castigado duramente a golpe de recorte salarial (8% de media en 2010) y al que ahora, para colmo, se ataca en sus expectativas de retiro”.

Añaden además que, según sus cálculos, “cada vez serán menos los que puedan cumplir los requisitos para acceder al cobro de la pensión al 100% y, de conseguirlo, será más tarde” y que “las especificaciones para la jubilación anticipada la convierten en prácticamente inviables”.

Tampoco consideran aceptable que no se contemple la posibilidad de retirarse a la edad que sea aquel trabajador que tenga cotizados 38,5 años o más. O que, al menos, reciba algún tipo de incentivo por seguir.

La subida de la base reguladora de 15 a 25 años supone una pérdida para todos los trabajadores cifrada en torno al 20%. Dicho de otra forma: cada vez se cobrará menos.

Comentarios