Tras diez años cerrada y veinte de rehabilitación, San Martín de Castigaleu abre sus puertas

Castigaleu Iglesia San Miguel

La Iglesia de San Martín de Castigaleu, municipio perteneciente a la Ribagorza, reabría sus puertas, este sábado, después de haber estado casi diez años cerrada al culto por problemas en su estructura. Desde entonces, todos los actos religiosos, entre ellos bodas o funerales, se han estado realizando en un local adyacente. La actuación contaba con un presupuesto de 240.000 euros aportados por GA (90%), Obispado de Barbastro – Monzón (5%) y Ayuntamiento de Castigaleu (5%).

El consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transporte del GA, Alfonso Vicente, hacía una reflexión sobre la importancia que tienen actuaciones como esta en el medio rural y afirmaba que, este es un grano más de arena para que, quienes desean seguir viviendo en los pueblos, puedan continuar haciéndolo. Declaraba, además, que seguirán trabajando para que en los núcleos rurales se tengan las mismas oportunidades que en las ciudades.

El alcalde de la localidad, Higinio Ciutad, agradecía toda la ayuda aportada por las instituciones, el obispado, las asociaciones y los vecinos y remarcaba que, "actos como este, animan a seguir motivados para desarrollar más proyectos".

Por su parte, el Obispo de la Diócesis Barbastro – Monzón, Alfonso Milián, declaraba el gran gozo que suponía para el obispado la restauración de esta iglesia y recalcaba la labor hecha por los jóvenes y los vecinos de la localidad.

También estaba presente, en el acto inaugural, Roberto Pac, presidente de la

Asociación Provicial de Hostelería y Turismode Huesca, descendiente de Castigaleu, quien, en su discurso, afirmaba que ejercía de portavoz de todos aquellos que, años atrás tuvieron que abandonar el pueblo.

Entre otras labores, durante estos años se ha trabajado en cimentar la zona perimetral de los muros, también se ha demolido el forjado del coro del que se han recuperado partes para colocarlas luego. Junto a ello, se han reparado cubiertas, se han reforzado las bóvedas de piedra de la nave central y del presbiterio, se ha reparado la fachada y se ha trabajado en la carpintería, la iluminación interior, el revoco de las bóvedas y en la reposición de pavimentos. El principal problema del templo era la techumbre ya que, la humedad en las bóvedas hacía que se filtrase agua por las fisuras y grietas.

También se ha actuado en el coro, ya que la estructura de madera presentaba serios problemas, y en el pavimento del presbiterio, la sacristía y la torre.

La iglesia de San Martín de Castigaleu es un edificio gótico renacentista de finales del siglo XVI y de nueva construcción que, parece ser, reutilizó los sillares de dos antiguas edificaciones, una ermita románica y un castillo que se hallaba en el núcleo.

Comentarios