El primer año de gestión privada del matadero ha multiplicado por cuatro los sacrificios

Tanto el consistorio como la empresa que gestiona el matadero y los propios usuarios del sector carnicero de la provincia se muestran muy satisfechos con el primer año de trabajo del matadero municipal en manos de la empresa familiar Carnes Monfort. Los carniceros oscenses se quejaban del escaso servicio que daba el anterior matadero, el consistorio quería disminuir el medio millón de déficit que ocasionaba cada año el matadero y además de mejorar el servicio y eliminar el déficit, se han creado 20 puestos de trabajo y se ha multiplicado por 4 el volumen de trabajo.

La decisión de cerrar el matadero y externalizar el servicio la tomó el Ayuntamiento después de acumular cuantiosas pérdidas en un servicio que había caído en picado. Acumulaban medio millón de pérdidas anuales.

En diciembre de 2009 se adjudicó la gestión del matadero municipal a la empresa familiar Carnes Monfort (de la localidad altoaragonesa de Vencillón) que bajo la empresa Matadero de Huesca S.L. ha ampliado el volumen de trabajo y ha acometido algunas inversiones. Se han multiplicado por 4 las cabezas sacrificadas respecto a 2008, los horarios se han ampliado, se trabaja en un ámbito nacional, han construido un muelle de carga y este año tiene previstas otras mejoras. En el año 2008 pasaron por sus instalaciones unos 600.000 kg de carne y en el 2010 más de dos millones. Se sacrifican cabezas de vacuno, ovino, porcino y equino, y excepto con los dos últimos animales también se comercializan las piezas. Hay 20 personas trabajando y se ha eliminado el déficit.

En el año 2011 tienen previsto ampliar las cuadras y construir una depuradora de aguas residuales, condición que había puesto el Ayuntamiento.

El gremio de carniceros de la provincia de Huesca no estaba contento con la anterior gestión y ahora el 100% de los carniceros lleva sus piezas al matadero de Huesca.

Reconocen que se hayan ampliado los horarios y que se proporcione también el servicio de comercialización a las empresas, no sólo de sacrificio.

Tanto el consistorio como la propia empresa y los usuarios carniceros se muestran muy satisfechos con la nueva gestión privada del matadero municipal.

Comentarios