El Huesca regresa al trabajo con buen ambiente e ilusión

La SD Huesca regresaba a los entrenamientos con las bajas de Roberto y Sastre y con Marcos, Corona y Ochoa entrenando al margen del grupo. Son las principales novedades en el comienzo de la semana de trabajo para preparar el choque ante el Girona del sábado en el Alcoraz en el que hay una nueva oportunidad de seguir mirando hacia arriba en la tabla y de, lo más importante, ampliar la ventaja con la zona de descenso. El Huesca no quiere desaprovechar su buen momento.

El Girona llega con un punto más y como un rival incomodo, como está demostrando partido a partido. Es tanta la ilusión en los catalanes que han organizado un viaje para sus seguidores al precio de 10 € por lo que junto con las iniciativas del Huesca para accionistas y aficionados con carnet de simpatizantes se espera un buen ambiente en el Alcoraz.

El Huesca ha mejorado sus números en casa en dos últimos meses con tres victorias ante Alcorcón, Albacete y Ponferradina y ha empatado con Granada y Betis, equipos de la parte alta.

Respecto a los lesionados, Roberto pasaba por la consulta médica para realizarle una resonancia magnética que determinará la lesión muscular que sufrió ante Las Palmas, que en principio parece menos grave de lo que parecía en un principio. Por su parte, Corona sigue con su recuperación y Marcos y Ochoa se entrenaban al margen del grupo y habrá que ver si finalmente estarán para el sábado.

Quien también pasada por el IFPE Montearagón era Lluis Sastre que es baja para lo que resta de temporada y que con muletas no quiso perder la oportunidad de estar con sus compañeros.

El buen ambiente es una de las claves de este Huesca que, como ha señalado Roberto, tiene que seguir mirando al frente con optimismo, aunque sin perder de vista el objetivo que no es otro que la permanencia y para lo que todavía faltan 21 puntos, para llegar a los famosos 50. Roberto también destacaba que la llegada de Tariq es buena para el grupo y que confía en sus posibilidades para seguir jugando y que para nada se siente presionado por no marcar goles, aunque está contento con el trabajo que está realizando.

Roberto, además de la lesión, vio la quinta amarilla ante Las Palmas por lo que tendrá tiempo esta semana y la que viene para recuperarse y volver al equipo cuanto antes.

Comentarios