Iglesias: “Rendir tributo a Costa es homenajear las ideas, el progreso, la dignidad y la libertad”

En Graus, en el monumento a Joaquín Costa, comenzaban, oficialmente, los actos del Centenario de Costa, que se sucederán, a lo largo de este 2011, para consolidar la figura de este pensador altoaragonés al que el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, se refería como un hombre singular de los que surgen, muy de cuando en cuando, en el seno de una sociedad.

Iglesias, que presidía esta inauguración acompañado por los consejeros Rogelio Silva y Mª Victoria Broto, el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente y los alcaldes de Graus y Monzón, Mª Victoria Celaya y Fernando Heras, respectivamente, manifestaba que rendir tributo a Costa es rendir homenaje a su coherencia, su curiosidad, y su pasión, que, decía, son fundamento, de la libertad.

Indicaba Iglesias que las necesidades de pensar y actuar que tuvo Costa siguen siendo hoy obligatorias y señalaba que es una figura que merece la atención de quien quiera entender la España moderna.

Decía el presidente de Aragón, que 100 años después, somos el reflejo de una sociedad abierta y plural que trabaja para dar solución a los nuevos retos que se plantean cada día.

Por su parte, la alcaldesa de Graus, Mº Victoria Celaya, recordaba que son muchas las generaciones de grausinos que se han impregnado de la pasión por el saber de Costa. Recordaba Celaya los espacios que recuerdan, en la villa, a Costa, su afecto por esta tierra, su obra, consagrada a los demás, sus preocupaciones y su empeño, desde joven, por cambiar el mundo.

También los escolares grausinos participaban, en este homenaje, con la lectura de algunos pasajes del diario de Costa y extractos de los escritos realizados por los estudiosos de la obra de Costa.

Tras la ofrenda floral, se descubría la placa a José María Auset Viñas, sobrino-nieto de Costa, un hecho que Iglesias calificaba como un merecido agradecimiento a su esfuerzo por la conservación, catalogación y difusión de los documentos de Joaquín Costa.

Desde aquí, los actos se trasladaban a Espacio Pirineos, donde se proyectaban fragmentos del documental “ Joaquín Costa: la conciencia de España”, dirigido por Eugenio Monesma, que muestra una visión cercana del montisonense, a través de su diario y entrevistas a expertos y familiares.

Los actos de inauguración del Centenario concluían con la música de la Camerata de Aragón que estrenaba “La voz de los vientos”, una pieza compuesta para la ocasión.

Este homenaje a Costa, reunía, en la villa donde falleció, a representantes de la vida política y educativa de Aragón, de la Cámara Agraria, Comunidad de Regantes, sindicatos agrarios, alcaldes y concejales de diferentes localidades del Altoaragón.

Los próximos actos conmemorativos, de esta efeméride, se desarrollarán en Zaragoza, el viernes, donde se hará, en el Paraninfo, la presentación oficial, y el sábado 12, en el cementerio de Torrero, donde se realizará una ofrenda floral.

Comentarios