Cambios en el número de concejales de 20 municipios en las próximas elecciones

Aínsa la II Feria del Trufa Negra del Pirineo,

Con la actualización del padrón de habitantes y ya con las cifras definitivas a fecha 1 de enero de 2010 en la mano, se puede saber ya con cuántos concejales contará cada ayuntamiento, tras las elecciones del próximo 22 de mayo. En la provincia de Huesca, un total de 20 localidades modificarán su número de ediles. 2 de ellas tendrán 4 concejales más (Huesca y Sabiñánigo), en 9 de ellas el número se incrementará en dos, y en cada una de las otras 9 se perderán dos (la más destacadas de estas últimas, Grañén).

Este listado se publicará en el Boletín Oficial del Estado en los primeros días de marzo, pero la comparación entre las cifras de habitantes de 2006 y las de 2010 ya dejan claro en qué municipios va a haber cambios.

En la provincia de Huesca hay 11 localidades que han aumentado su número de habitantes, saltando de grupo en la escala que marca el número de concejales con que deben contar. Estas localidades son Huesca, Sabiñánigo, Bierge, Aínsa-Sobrarbe, Boltaña, Banastás, Bailo, Castillo de Jaca, Puente de Montañana, Arguis y Monflorite. Otros 9 pueblos han disminuido en los últimos cuatro años su número de habitantes en tal medida, que disminuirán dos ediles cada uno de ellos. Son Grañén, Ilche, Peralta de Calasanz, Pozán de Vero, Barbués, Sangarrén, Tramaced, Albalatillo y Albero Bajo.

Como Huesca ha superado la barrera de los 50.000 habitantes, pasará de tener 21 a 25 concejales. Sabiñánigo supera los 10.000 habitantes en el último censo, por lo que pasará de 13 a 17 concejales. Aínsa-Sobrarbe tiene más de 2.000 habitantes, por lo que pasará de 9 a 11. Boltaña ha superado los 1.000, con lo que podrá pasar de 7 a 9 ediles. Al haber sobrepasado los 251 habitantes en el cómputo, pasarán de 5 a 7 concejales, Bierge, Banastás, Monflorite, Bailo y Castiello de Jaca.

Por otro lado, y gracias a la modificación de la Ley Electoral del pasado mes de enero, las localidades que superen los 101 habitantes podrán tener 3 concejales. Es el caso de Arguis y Puente de Montañana, que dejarán además de ser concejos abiertos.

Por contra, Grañén, que ha bajado de los 2.000 habitantes, pasará de 11 a 9 ediles. Localidades como Sangarrén, Ilche, Peralta de Calasanz Pozán de Vero y Albalatillo se han quedado por debajo de los 251 vecinos, lo que hará que pasen a tener de 7 a 5 concejales. Y, finalmente, han bajado de los 100 habitantes Albero Bajo, Barbués y Tramaced. En estos casos, pasarán de 5 a 3.

El movimiento de población en estos años va a hacer que en la provincia de Huesca se incremente el número de concejales en 4, porque en total se aumentan 22 y se pierden 18.

Comentarios